29-06-2015

Scioli, entre el pedido a los “indecisos”, el dardo de Carlotto y los elogios del “rey de la soja”

El gobernador, en plena campaña, recibe elogios y críticas por todos lados.

scioliDe acá a octubre, con una PASO en el medio en la que no competirá contra ningún otro precandidato kirchnerista para la presidencia, el gobernador Daniel Scioli llevará adelante una campaña en la cual se verán redefiniciones, anuncios, encuentros y la consideración de todo el arco político sobre un postulante que, si las elecciones fueran hoy, primerea en todas las encuestas para suceder a Cristina Fernández de Kirchner.

En tono conciliador, el exmotonauta reafirmó nuevamente su compromiso con el modelo y aseguró que “voy a seguir con los mismos criterios que tienen que ver con mantener desendeudada a la Argentina, y buscar un criterio de equidad e igualdad con los que ya aceptaron el canje, más allá de lo que diga un economista u otro».

Es por eso que apuntó a la franja de la sociedad que aun no se definió entre acompañar esta postura o la de la oposición y expresó que «convoco especialmente a los independientes, a los indecisos, a los que piensan que hay políticas que están encaminadas y que no es bueno cambiarlas. Sentido común, normalidad y tranquilidad, eso es lo que represento».

En tanto, el mandatario provincia cosechó elogio de uno de los empresarios más importantes de la Argentina, el productor sojero Gustavo Grobocopatel, quien lleva adelante una relación áspera con el gobierno nacional, pero cree que con Scioli se puede “reencauzar el conflicto”, por lo que espera “tener una relación de escucharse, entender y generar proyectos comunes”.

«Hay que pensar que la relación de Scioli con el campo a nivel provincial no ha sido mala y ha tenido un acercamiento a las entidades distinto al del gobierno nacional», agregó.

Sin embargo, no son todas buenas para el gobernador. La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, figura central de la lucha por los derechos humanos y de estrecha relación con la gestión kirchnerista, le tiro un dardo al precandidato a la presidencia, al advertir que «inquieta un poco porque tuvo antes empatía con líneas, también del peronismo, no muy santas, como Carlos Menem”.

De todas formas se mostró conciliadora, al entender que “fue y sigue fiel a los preceptos del kirchnerismo”, por lo que añadió que “es el candidato del progresismo».

«Si luchamos contra una dictadura, lucharemos contra gobiernos que se opongan a la continuidad y quieran borrar con el codo lo que se escribió con la mano, y Macri es uno de esos», planteó.

29-06-15