16-08-2013

Obras para mejorar la calidad del agua en Nueve de Julio

La planta de abatimiento de arsénico que se comienza a contruir, llevaría una solución final a la calidad del agua corriente.

El representante de la Defensoría del Pueblo, Camilo Vidal, en la reunión en 9 de Julio. La mejora en la calidad del agua está cerca.

El representante de la Defensoría del Pueblo, Camilo Vidal, en la reunión en 9 de Julio. La mejora en la calidad del agua está cerca.

Determinar los avances de las obras que apuntan a mejorar la calidad del agua que se consume en Nueve de Julio, fuer el objetivo del encuentro que mantuvieron representantes de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires y la comisión de seguimiento para corregir la calidad de ese servicio en la ciudad.

Esta nueva reunión sirvió para compartir el desarrollo del plan de obras, siguiendo con los pasos pactados a través del acuerdo que firmaron la Defensoría, ABSA, los ministerios de Salud y el de Infraestructura bonaerenes y la organizaciones vecinal «Todos por el agua», que apunta a mejorar la potabilidad del agua en Nueve de Julio, que todavía hoy presenta elevados niveles de arsénico.

En ese sentido, las autoridades de ABSA señalaron que para garantizar la finalización del plan de trabajo, alcanzaron una financiación a través del Fondo Provincial para el Desarrollo que permitirá la obtención de fondos de uso exclusivos para la construcción de la planta de abatimiento de arsénico en la ciudad.

Esta planta representa la etapa final del esquema previsto y apunta, luego de un plazo de realización de 180 días, a bajar el nivel de arsénico en el agua, siguiendo los estándares mínimos permitidos para su consumo humano.

Del encuentro también participaron miembros de ejecutivo municipal y del Concejo Deliberante, y de la Cooperativa Eléctrica y de Servicios Mariano Moreno, responsable del suministro de agua en uno de los sectores de la ciudad no incluidos en el proyecto pero que serían alcanzados en una próxima etapa de ejecución de obras.

El coordinador de Recursos Descentralizados de la Defensoría del Pueblo y miembro de la comisión de seguimiento por parte de la institución, Camilo Vidal, destacó que es «satisfactorio el avance que se ha logrado hasta ahora. Si todo se maneja en forma correcta, para el año que viene la gente de Nueve de Julio comenzará a ver cómo se soluciona un reclamo histórico en la ciudad, como lo ha sido la problemática del agua con arsénico».