28-07-2014

“Muchas de las ideas en la gestión de Macri son peligrosas si las llevase a un país”

El jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, habló de todos: dividió el escenario con Macri; tildó a Massa de tener “ideas pequeñas” y le hizo un guiño a De Narváez.

La bajada de línea que el gobernador Daniel Scioli hizo la semana pasada fue clara: polarizar el escenario preelectoral para que su propio partido se encuentre solo enfrentado a una figura, la del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

Esta estrategia, que en principio proyecta expulsar de la competencia discursiva a Sergio Massa, ya se puso en marcha, y uno de los encargados de materializarla fue el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, quien puso la mira sobre el líder del PRO, dio un guiño al diputado nacional Francisco De Narváez y disparó contra el titular del Frente Renovador.

“Vamos a tener que explicar a la ciudadanía cómo es la continuidad con cambios y de qué manera vamos a llevar adelante el desarrollo de la Argentina. El proyecto alternativo es el de Macri, que tiene una visión diferente del mundo, del rol del Estado y la economía. Esos dos modelos van a llegar al final como un cotejo de decisiones para esta elección”, sostuvo el funcionario en diálogo con La Nación.

Ante este panorama, Pérez agregó que el expresidentes de Boca “no tiene casi oposición en la ciudad, como nosotros, que tenemos cuestionamientos del macrismo, del Frente Renovador, los radicales, del FAP y hasta disidencias internas, por ser un espacio plural y amplio el Frente para la Victoria. Como él tiene un partido chiquito y en germinación, y no tiene grandes críticas, puede por ahí lucir más. Muchas de las ideas subyacentes en la gestión de Macri son peligrosas si las llevase a un país”.

En esa línea, sostuvo que Massa “fue un instrumento electoral el año pasado, sabe manejar algunas cuestiones de campaña, pero no noto que tenga un proyecto de país sólido. Yo no lo he visto, y tampoco lo está viendo la ciudadanía” y acusó que tiene “ideas pequeñas”.

Además, Pérez hizo referencia a los movimientos que se producen en el propio partido de gobierno, y descartó que Scioli rompa y vaya por afuera: “somos peronistas. Y hoy el peronismo es el eje del Frente para la Victoria. Vamos a estar en el proyecto del que nos sentimos parte”.

A su vez, destacó que el diputado nacional Martín Insaurralde, quien está envuelto en sospechas sobre un posible pase al massismo, “no creo que salga, pero bueno, no hablo por los demás”, y reconoció que ante una interna con el ministro del Interior, Florencio Randazzo “va a salir fortalecido un candidato que emerja de las primarias. Respetamos a todos los compañeros que se quieran presentar”.

A este panorama agregó la postura de De Narváez, un aliado por afuera del sciolismo, quien en los últimos días apareció bien posicionado en una encuesta para Gobernador. En ese sentido, el sciolista sostuvo que “siempre ha tenido una actitud constructiva con nosotros como opositor”, y que “siempre colaboró con ideas y con sus legisladores. Es un hombre que ayuda a la gobernabilidad de la Provincia, por ahora”.

A la recurrente pregunta de la relación entre el Gobernador y la presindeta Cristina Fernández de Kirchner, Pérez destacó que la mandataria debe confiar en el exmotonauta, ya que “fue vicepresidente de Néstor, dos veces gobernador, acompañó en 2009, se puso la campaña al hombro en 2013. Fíjense en la historia reciente. Las palabras huelgan”.

Por último, con un “confía y no se equivoca”, dio por cerrada la discusión sobre cómo ve Scioli a CFK.