23-11-2013

Megaemprendimiento bruerista en la manzana de 20 y 50

Polémico proyecto del Intendente en la manzana de Control Urbano. Pretende adjudicar en forma directa la construcción de torres y paseo comercial.

El edificio de Control Urbano amenazado por la piqueta de Bruera, que pretende entregar en forma directa la manzana de 20 y 50 para que un empresario la transforme en un megaemprendimiento inmobiliario.

El edificio de Control Urbano amenazado por la piqueta bruerista, que pretende entregar en forma directa la manzana de 20 y 50, para que un empresario la transforme en un megaemprendimiento inmobiliario.

El intendente de La Plata, Pablo Bruera, busca avanzar, antes del recambio legislativo de fin de año, con un polémico proyecto para ceder en forma directa una manzana perteneciente a la comuna en plena zona residencial, a una empresa privada con el objeto de construir torres y locales comerciales.

Motorizado por el Ejecutivo, el proyecto que tiene como autor al concejal Guillermo Renna, propone «sustituir las construcciones» de las oficinas de Control Urbano, entre las calles 20, 21, 49 y 50, frente a la Plaza Islas Malvinas.

El proyecto, informó en su edición de hoy Diario Popular, modifica los indicadores urbanísticos del nuevo Código de Ordenamiento Urbano para permitir la construcción de hasta 10 niveles de altura, contra los tres que autorizan los últimos cambios.

Con el nuevo indicador urbanístico, existe la posibilidad de realizar viviendas unifamiliares, multifamiliares, comunitarias; comercios minoristas de comestibles y en general, unidades educativas de nivel inicial, básico, complementaria, y de educación superior e investigación, equipamiento de salud de pequeña y mediana escala; veterinarias de hasta 300 metros cuadrados, playas de estacionamiento de uso público y cocheras, entre otras alternativas.

El proyecto contempla la construcción de «un nuevo edificio municipal para el funcionamiento de dependencias comunales de hasta 3.600 m2, un parque público equipado y accesible de al menos 2.000 m2, la construcción y explotación de locales – de no más de 300m2 – de servicios y actividades culturales, recreativas, comerciales y gastronómicas, viviendas, oficinas y cocheras’.

Por lo tanto, el Ejecutiva tendrá cubierto un 25% de la manzana con el edificio local y el 75% restante quedará para la explotación del privado, aunque será mediante concesiones para que la Comuna obtenga ‘ingresos constantes y corrientes’.

Según advirtió un concejal opositor a Diario Popular, en forma insólita, el proyecto contempla que se le entregue el predio a un empresario, situación a la que calificó como «insólita».

La polémica que levantaba la iniciativa parece similar a la que se produjo tras el intento de privatización de la República de los Niños, para instalar en el lugar un megaparque de diversiones.