05-08-2022

Macri ya no disimula que va por el “segundo tiempo”

El expresidente diseña su relanzamiento político de cara al 2023. Además de retomar los desembarcos en territorio, ahora tuvo su propia cumbre del G7. Expuso durante un almuerzo ante todos los embajadores de Alemania, EEUU, Francia, Italia, Reino Unido, Canadá y Japón.

El sugerente título de su libro “Primer tiempo” recobra inusitada actualidad. En estas horas de convulsión política en las que el oficialismo juga una ficha decisiva con la mira puesta en torcer el rumbo, relanzar la gestión, y llegar al 2023 con alguna suerte, Mauricio Macri, por su parte, diseña su estrategia para convertirse él en el jugador de su espacio protagonista del “Segundo tiempo”.

En ese contexto y más allá de los realineamientos internos en el PRO, y en la coalición opositora Juntos por el Cambio, de sus socios radicales, lilitos y peronistas, el expresidente ya se muestra por encima de las disputas “chiquitas”, dando señales claras – aunque no expresas- de que está decidido a jugar.

Por eso sus desembarcos en el siempre esquivo Conurbano bonaerense, sus recorridas por el más amigable interior de la Provincia, y también por eso su agenda en el plano internacional, que esta vez se concretó a partir de una inusual cita que lo tuvo como protagonista en la ciudad de Buenos Aires.

Mauricio Macri participó de un almuerzo que se realizó en la embajada de Alemania junto a los embajadores del G-7. Durante el encuentro, acompañado por el secretario de Relaciones Internacionales de PRO, Fulvio Pompeo, el expresidente compartió su mirada sobre la situación mundial, la actualidad política y económica de la región y del país

La cumbre porteña del G-7 fue encabezada por el embajador anfitrión, Ulrich Sante (Alemania) y participaron sus pares diplomáticos, Marc Stanley (EEUU); Claudia Scherer-Effosse (Francia); Christine Hayes (Reino Unido);  Fabrizio Lucentini (Italia); Reid Sirrs (Canadá) y Kenji Shami (Japón).

En el seno del PRO, a todo esto, comentaban con sorna hacia el gobierno de “los Fernández Massa” que el encuentro que tuvo como “estrella” absoluta a Mauricio Macri, es el episodio más importante en materia de relaciones exteriores del país desde 2018, cuando se concretó en Buenos Aires la cumbre de líderes del G-20. “Desde entonces, solo Venezuela, Cuba, Irán y algo de México, no mucho más: los socios de la Argentina kirchnerista”, concluyeron.