02-05-2016

Macri, entre el sinceramiento de “complicaciones” y palos a los K

El Presidente reconoció el impacto de los últimos aumentos, pero cuestionó a la administración anterior por dejar «una economía al borde del colapso”.

Con una seguidilla de aumentos que impactaron en el bolsillo de los consumidores, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, salió a reconocer los “problemas” que acarrean estas subas de pesos, pero aprovechó también la ocasión para caer con fuerza contra la herencia recibida, al entender que recibió «una economía al borde del colapso”.

En ese sentido, el jefe de Estado, al recorrer las obras del viaducto de Puente La Noria, aseguró que llegó al gobierno con “700 por ciento de inflación acumulad, donde no se generó empleo de calidad en los últimos cinco años y una economía al borde del colapso», por lo que «había mucha gente que la venía pasando mal», y señaló que «el sinceramiento de muchas cosas hace que estos problemas le hayan complicado más la vida a la gente».

«No entiendo cuando algunos dicen que es para beneficiar a un sector. ¿Será ignorancia o es mala fe?», agregó Macri, y rechazó las versiones opositoras al indicar que está “convencido y seguro de que vamos por el camino correcto, en la dirección de la Argentina que soñamos, con empleo y oportunidades para todos”.

«Acá hay un Gobierno que se compromete con el trabajo, con el buen trabajo y la gente sabe que se harán las obras y confía. Estamos acá para demostrar que estamos en una nueva etapa de la Argentina. Cada uno va a hacer su parte, el trabajador, cada empresario y los funcionarios», planteó.

Macri compartió el acto con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quienes coincidieron en señalar que «cuando no había diálogo (entre las distintas administraciones) no se podía avanzar».