30-03-2022

Soy un absolutista de la libertad de expresión

Por Mauricio Macri (*) – Columna de su muro de Facebook

A diferencia de la mayoría de los dirigentes del oficialismo, incluyendo al Presidente y a la Vicepresidente, yo nunca bloqueé a un usuario en Twitter y nunca lo haré. No importa lo que digan.

Desde mi punto de vista, el único límite que debe existir para las expresiones públicas en redes sociales o en cualquier plataforma de comunicación, son los contemplados por la Constitución Nacional y el Código Penal y la facultad de intervenir de la Justicia Civil en los casos que corresponda. Todo lo demás es censura o vigilancia.

La polémica sobre la libertad de expresión en las redes que se produjo ayer luego del desafortunado anuncio que hizo el gobierno, al declarar que trabaja en un “pacto para el buen uso de redes sociales” para que «dejen de intoxicar el espíritu de nuestra democracia”, es una oportunidad para saber de qué lado de la democracia estamos. Yo estoy en contra de cualquier intento de limitar, regular, afectar, influir o condicionar, en cualquier forma, nuestro derecho a expresarnos libremente dentro de los artículos de la Constitución. No concibo que la democracia sea posible regulando las expresiones en las plataformas o en los medios de comunicación. No es esa la visión del oficialismo. En el pasado intentaron regular a los medios y en la actividad individual de sus principales dirigentes consta el bloqueo a usuarios, los insultos y el desprecio a las ideas y opiniones de otras personas.

Por eso, coincido plenamente con la posición de Elon Musk que hace poco declaró en un tweet ser “un absolutista de la libertad de expresión”.

Yo también soy un absolutista de la libertad de expresión. Por eso, si es necesario, lucharé junto a todos ustedes para que nadie se meta con lo queremos decir, cómo podemos decirlo, ni dónde tenemos permitido hacerlo.

(*) Ex presidente de la Nación Argentina.