08-10-2014

La Provincia da un guiño al campo en medio de la discusión por el aumento del Inmobiliario

Se trata de una serie de beneficios impositivos para los productores de los distritos afectados por las inundaciones y que se encuentran bajo la emergencia agropecuaria.

arba campoLuego de que el campo pusiera el grito en el cielo luego de que se conociera que en el Presupuesto 2015 la Provincia evalúa un incremento en el Impuesto Inmobiliario rural, desde la administración sciolista salieron a dar muestras de acercamientos con el objetivo de descomprimir los ánimos del sector.

En ese sentido, el titular de la Agencia de Recaudación bonaerense (Arba), Iván Budassi, confirmó que el gobierno provincial que el proyecto de ley que apunta a actualizar estos tributos “contemplará especialmente la difícil situación que atraviesa el sector agropecuario, a través de nuevos beneficios impositivos destinados a los productores que hayan sufrido inundaciones o incendios en sus campos”.

“El gobernador Daniel Scioli decidió impulsar en el Impuesto Inmobiliario Rural un régimen especial de exención, para ser aplicado en 2015, que será total o parcial, según los casos, y favorecerá a los propietarios de aquellas partidas que fueron declaradas en emergencia o desastre agropecuario durante el año 2014”, sostuvo el funcionario.

Por lo tanto, el beneficio abarcará a productores de más de setenta partidos de la Provincia, entre los que figuran Bolívar, Daireaux, Lobos, Las Flores, Roque Pérez, General Paz, Coronel Suárez, Suipacha, Guaminí, 9 de Julio, Ayacucho, Dolores, Olavarría, Rauch, San Cayetano, Tres Arroyos, Azul, Tandil, Bragado, Cañuelas, Castelli, La Madrid, Saladillo, Tapalqué, 25 de Mayo y demás municipios que ya fueron incluidos en el decreto que establece el estado de emergencia o desastre agropecuario.

Por otra parte, Budassi reveló que “la nueva Ley Impositiva no prevé aumentos generalizados de impuestos, sino que hace foco en optimizar las herramientas de administración tributaria para combatir con fuerza la evasión y mejorar el cumplimiento tributario”.

“No se incorporarán grandes modificaciones en las escalas ni alícuotas del Impuesto sobre los Ingresos Brutos ni en los demás tributos provinciales, cuyas estructuras tributarias serán similares a las de este año”, concluyó el bahiense.