27-02-2014

Interviene la Defensoría en grave caso de violencia de género

Padre de sus cuatro hijos ejerció maltrato psíquico, físico y económico contra su ex concubina. También agredió a la abogada patrocinante de la mujer. Presentación judicial.

Violencia de géneroAnte los reiterados episodios de violencia psíquica, física y económica, sufridos por una mujer por parte del padre de sus 4 hijos y ex concubino, que se hicieron extensivos a la abogada patrocinante de la víctima, generando una situación de mayor vulnerabilidad e indefensión, la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires decidió realizar una presentación judicial para obtener las medidas de protección necesarias y la unificación de las causas que se sustancian en los fueros Penal y de Familia.

A través del Observatorio de Violencia de Género (OVG), la Defensoría manifestó la necesidad de establecer una conexión entre las denuncias previas presentadas en el fuero penal, con el fin de dar cuenta del contexto de violencia de género en el que se sucedieron los hechos evitando su tratamiento en forma aislada.

La tramitación conjunta de los hechos denunciados disminuye los riesgos de revictimización, evitando la citación reiterada en diferentes sedes judiciales y puede contribuir a una mayor eficacia en las investigaciones.

En estos casos, las denuncias de violencia intrafamiliar se tramitan ante los juzgados de Familia a los fines de obtener las medidas de protección necesarias para a las víctimas, sin embargo, de existir delitos como amenazas, hostigamiento y lesiones, estos se deben gestionar en el fuero Penal, dando lugar a que el abordaje del caso recorra por vías paralelas.

La intervención de la Defensoría se originó a partir de la presentación del caso por parte de quien fuera abogada defensora de la víctima, que debió renunciar ante los hechos de amenazas y hostigamiento por parte del agresor.

En el marco de estos hechos, la Defensoría le propuso a la Procuración General de la SCJBA trabajar en forma conjunta en la elaboración de un protocolo de actuación por parte de los fiscales, tendiente a unificar prácticas de investigación y abordaje de casos en materia de violencia contra las mujeres.