12-07-2016

Una nación no puede ser independiente con divisiones, desigualdades e injusticias

Por Sergio Massa (*) – Columna de la agencia Telam

Sergio Massa 1Este año se cumplen doscientos años desde que las Provincias Unidas del Río de la Plata declararon la ruptura definitiva con el poder monárquico de España para hacerse cargo de su propio destino. Luego de dos siglos de lucha, avances y retrocesos, los argentinos aprendimos que para ser una Nación libre e independiente no basta con hacer declaraciones grandilocuentes. La independencia es un derecho que se consolida a medida que maduramos como pueblo y fortalecemos nuestra identidad.

Ejercer el derecho a decidir sobre nuestro propio destino como Nación, requiere de un nivel de consenso que sólo es posible a través del diálogo, la tolerancia y la solidaridad.

Estoy profundamente convencido de que una Nación no puede ser independiente mientras convivan en su seno profundas divisiones, desigualdades e injusticias.

La independencia de una Nación es directamente proporcional a su nivel de desarrollo humano y de unidad.

Cuando logremos mayor igualdad y justicia social estaremos en condiciones de gozar plenamente de nuestro derecho de autodeterminación y libertad.

Nuestros antepasados dieron sus vidas para que Argentina sea un país libre y soberano. A ellos y a nuestros hijos debemos el honor de seguir luchando para que nuestra Nación logre la independencia económica, política y cultural que necesita para alcanzar su máximo potencial.

(*) Diputado nacional y líder del Frente Renovador.