20-07-2016

En su avance sobre la Bonarense, la Provincia confirmó que ya separó a 1.600 policías

La gobernadora María Eugenia Vidal confirmó esta cifra de efectivos desplazados, y sostuvo que ahora “se pone a la luz lo que antes no era visible”.

vidal policíaLa exigencia para que los altos mandos estén obligados a presentar declaraciones juradas, la formación de diferentes comisiones para analizar el trabajo interno de la fuerza y el anuncio de mejoras para el sector, llevaron a la administración de María Eugenia Vidal a intentar marcar la cancha ante una siempre compleja Policía Bonaerense.

Si bien esta postura provocó una serie de episodios violentos que fueron traducidos como el producto del malestar de ciertos ámbitos policiales, desde el Gobierno bonaerense anunciaron que en los últimos meses de gestión ya fueron desplazados 1.600 policías.

«Hay más de 1.600 policías apartados en estos primeros meses de gestión y lo que está pasando es que se pone a la luz lo que antes no era visible y a que hay un Estado que toma medidas», sostuvo Vidal, quien expresó creer “en una reforma profunda del sistema policial, que no se agote en separar los policías involucrados en corrupción».

En ese sentido, explicó que «el área de Asuntos Internos (del ministerio de Seguridad bonaerense) tiene hoy la totalidad de sus cargos cubiertos por civiles y han hecho más sumarios e investigaciones que las que se hicieron en todo el año pasado».

Las declaraciones de Vidal en conferencia de prensa, luego de presentar el boleto gratuito estudiantil en la Gobernación, también tuvieron por objetivo respaldar al policía “que quiere trabajar bien», por lo que explicó una serie de medidas impulsadas a favor de esta idea.

Es por eso que hizo referencia a la compra de “chalecos para los policías que están en la calle; la compra de más de 800 patrulleros para este año para fortalecer el trabajo que hacen; donde tendrán cámaras dentro y fuera para filmar lo que sucede; y la incorporación de tecnología, como anillos digitales, para controlar los autos que pasan sin tener necesidad de presencia humana en todos los lugares».

Además, Vidal destacó que hoy un policía bonaerense tiene que tener una capacitación de nueve meses, confirmó que el FBI brindó capacitación a los efectivos y que existen «tratativas para que vengan (policías) de Colombia, de Medellín» para similar instrucción.

«No se trata de dar señal de que no vamos a convivir con el delito sino darle señal al policía de que confiamos en que quiere trabajar bien y cuidar la gente, decirle que nosotros también lo vamos a cuidar y proteger a ellos», concluyó.