24-07-2014

“El ingreso de Insaurralde es una forma de abrirle la puerta a Boudou”

El diputado nacional del Frente Renovador, Darío Giustozzi, salió al cruce de quienes buscan que el exintendente de Lomas de Zamora se una al massismo. Amenazó con alejarse del partido.

giustozziLos rumores de un posible pase del diputado nacional kirchnerista, Martín Insaurralde, a las filas del Frente Renovador, suenan cada vez más fuerte. En esta oportunidad, uno de los más perjudicados por esta movida, Darío Giustozzi, rompió el silencio en medio de la comodidad de sus vacaciones, para criticar a los que promueven esta movida dentro de su propio espacio.

“Los que impulsan el ingreso de Insaurralde no se dan cuenta de que es una forma de abrirle la puerta a Boudou y a su gente”, lanzó categóricamente el diputado nacional massista, en referencia al apoyo que el exintendente de Lomas de Zamora hizo público en relación a la situación judicial del Vicepresidente.

Es que Giustozzi es quien se encuentra más en desventaja ante el posible ingreso de Insaurralde al massimo. De ser unos de los fundadores del Frente Renovador y el primer anotado para competir por la gobernación por ese partido en 2015, ahora se encuentra frente a un escenario en que perdería todo el terreno ganado ante al lomense, que no para de subir en las encuestas.

“No se puede especular todo el tiempo con todo. Lo que hay que hacer es honrar con los hechos lo que se sostiene con la palabra”, trató de plantarse Giustozzi en declaraciones a Clarín.

Es más, dentro de las posibilidades que baraja el exintendente de Almirante Brown se encuentran las de alejarse del Frente Renovador. En ese sentido, sostuvo que “veremos qué pasa. Yo no voy a hacer política en contra de mis principios. Antes de eso me voy a casa con mis verdades a cuestas”.

Lo cierto es que, en un partido en formación y constante reacomodamiento como el Frente Renovador, parece haber espacio para todo tipo de “ingresos”. Insaurralde es el que mejor mide para ir por la Provincia y desde el massismo son conscientes de su relación con Sergio Massa y el ninguneo del kirchnerismo al que es sometido el exintendente de Lomas de Zamora.

Y en medio de esa puja se encuentra el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, quien se encuentra en el otro extremo de la cuerda en búsqueda de que Insaurralde le de definitivamente el sí, tras haber sido el único dentro del oficialismo que se encargó de apuntalar su candidatura durante las elecciones legislativas del año pasado.