11-08-2014

“Dios me fue preparando para ser presidente de la Nación”

El gobernador Daniel Scioli movilizó a su tropa a Capital Federal por el Día de la Juventud y se lanzó a la presidencia: “Quiero ser el puente entre las nuevas y las viejas generaciones”, sostuvo.

scioli juventud 2Con un discurso que hizo repaso por los temas centrales de su gestión, el gobernador Daniel Scioli se lanzó de lleno a la carrera por la presidencia y sostuvo que “están todas las condiciones dadas para hacer realidad la gran Argentina”.

En un acto que se desarrolló en Capital Federal en el marco de la celebración del Día Internacional de la Juventud, que tendrá lugar mañana, el mandatario aprovechó la jura del nuevo subsecretario de Juventud provincial, Domingo Angelini, para llenar todo de color naranja y ponerse el traje de candidato.

“Quiero ser el puente entre las nuevas y las viejas generaciones”, sostuvo Scioli, a la vez que explicitó que “Dios me fue preparando para ser presidente de la Nación”, ya que “la sociedad quiere alguien que transmita seguridad, precivilizad y confianza”.

El discurso del mandatario tocó todos los puntos sensibles de la simbología sciolista, que ya le puso nombre al grupo de jóvenes que sostienen el proyecto de exmotonauta, que desde ahora se conocerá como “Ola Naranja” y encontró en “La Gran Argentina”, tal como se llamaba una de las lanchas con las que competía, el slogan más fuerte de campaña.

Sin olvidar a Néstor y a Cristina Kirchner, en medio de tímidos aplausos, Scioli se preguntó “¿cómo fallarles?”, al mismo momento que lanzó que “aprendí en la vida que eso tiene sus frutos. Uno no puede dejar llevarse por la coyuntura”, en clara alusión a los movimientos de Martín Insaurralde, cada vez más cerca de dar el salto hacia el massismo.

En esa línea, resaltó el “esfuerzo de dejar el país ordenado” del matrimonio, a la vez que reconoció que “si algo se ha avanzado es en el desendeudamiento, que es una de las banderas del peronismo: la independencia económica”.

“El verdadero cambio no es volver a empezar, no es tirar todo por la borda. Esa es la Argentina del futuro”, dijo Scioli, mientras arengaba a los jóvenes para que lo apoyen, ya que “la voluntad de ustedes es la que va a determinar la agenda de desarrollo del país”.

En sus dichos, Scioli también repasó su pasado y las tragedias que le tocó vivir. “Sé lo que es perder un brazo, pero tener un corazón más grande. Sé del aprendizaje de las derrotas y el dolor”, sostuvo, y también tuvo tiempo para recordar al papa Francisco y su “mensaje maravilloso de comprensión que supera las barreras del catolicismo”.