17-04-2017

Desde el massismo aseguran que “la gente está cansada de anuncios, quiere ver resultados”

Así lo expresó el concejal del Frente Renovador, José Arteaga, al lanzar una crítica al gobierno nacional, provincial y municipal.

arteagaAl calificar al gobierno nacional, provincial y municipal como “un Estado completamente ausente ante la compleja realidad cotidiana que le toca atravesar a los argentinos”, el concejal del Frente Renovador, José Arteaga, lanzó duras críticas contra el oficialismo.

“La gente está cansada de anuncios, quiere ver resultados. La realidad indica que no alcanza el dinero, cada vez más trabajadores se quedan en la calle, el consumo sigue en caída libre y el Estado continúa sin implementar políticas públicas que ayuden a revertir esta situación”, expresó el edil massista.

En ese sentido, dio como ejemplo que “muchas empresas de la región no pueden hacer frente a las altas tarifas en los servicios y desde el Gobierno no les brindan ningún tipo de atención y asistencia. A eso se le suma la merma en las ventas, lo que agrava aún más esta delicada situación”.

Además, Arteaga indicó que la Comuna debe avanzar en la conformación de un Consejo Económico-Social, que funcione como mesa de trabajo “para convocar, contener y canalizar las demandas sectoriales que permitan mantener el empleo, la actividad económica y la paz social en base al diálogo, al consenso y a la anticipación de potenciales conflictos, articulando con las necesarias y urgentes medidas provinciales y nacionales en materia de ocupación, inflación, precios, tarifas y empleo”.

“El Estado debe intervenir antes que la crisis se agrave más. Desde el Frente Renovador seguiremos trabajando y reiterando nuestras solicitudes para que la Nación, Provincia y Municipio implementen políticas de asistencia y promoción a emprendedores y pymes, que pongan fin a esta situación”, puntualizó.

Por último, el concejal precisó que “los casos de la Cooperativa de Trabajo Unión Papelera Platense y Aco Color sintetizan la incapacidad e impericia de un Estado que no ofrece soluciones ni interlocutores (funcionarios) aptos para resolver las demandas del sector productivo”.