16-03-2018

Cómo cazar en un zoológico

Por Eloy Gómez Raverta (*) – De su muro de Facebook

20170924_115421 (3)

Un tiro para el lado de la justicia, la bicicleta que zafó de los motochorros.

Eloy Gómez Raverta II

Jueves 15 de marzo, 18 hs.

Hoy me tocó a mí. Motochorros intentaron robarme en Las Banderitas (449 entre 160 y 178). Tuve suerte. Solo suerte, fortuna. Quisieron tirarme de la bicicleta, pero logré esquivarlos, salir disparado y refugiarme en la casa de un vecino. Me persiguieron hasta la puerta misma de la vivienda y cuando me vieron entrar, se fueron.

Llamé al 911 (supuesto número de emergencias), aguardé más de media hora que llegara un móvil policial. Sin embargo, fue mi amigo Esteban Hernández el que vino en mi auxilio. Él también se había comunicado con el 911 y la comisaría de City Bell. Ambos le dijeron que mandaban un móvil que nunca llegó. Ni siquiera lo cruzamos cuando emprendimos el regreso.

El encanto de dar un vueltín al atardecer, quebrado. Las pulsaciones a mil. Y una sensación de mierda. La misma sensación de mierda que me invadió cuando el fin de semana les robaron bicicletas y celulares a los amigos de “Quiero Pedal” (en 178 y 425) ahí cerquita, en Arturo Seguí. Vaya coincidencia…

Ya no tengo dudas, los motochorros “salen a cazarnos”, saben por dónde andamos y “salen a cazarnos” en una ZONA LIBERADA. Así es fácil, como cazar en un zoológico.

(*) Cicloturista platense del grupo Se Nos Salió la Cadena. Periodista. Director de F5 Diario.