27-07-2016

Carrió descartó reunirse con Vidal por el jefe de la Bonaerense

La Diputada negó el encuentro, pero insistentes versiones aseguran que podría llevarse a cabo. La Gobernadora ya tiene un informe sobre Bressi. Y Lilita espera que lo eché.

carrio«No se nada de esa reunión, estoy con tratamiento médico», se apuró a contestar la diputada Elisa Carrió, que evitó en forma drástica dar respuestas sobre un supuesto encuentro que iba a mantener hoy con la gobernadora, María Eugenia Vidal, vinculado a su denuncia contra el jefe de la Policía Bonaerense, Pablo Bressi, al que puso bajo sospecha de tener conexiones con el narcotráfico y con la recaudación de «plata sucia» en la Provincia.

La diputada suspendió su agenda política hace 15 días por prescripción médica, tras hacer pública una carta a la Gobernadora en la que cuestionaba a Bressi.

Carrió en las puertas del instituto Hanna Arendt, donde se presentó – algo debilitada- a dar una clase para el curso «Narcotráfico y Crimen Organizado», afirmó que no está recuperada: «tengo para dos semanas (de reposo por tratamiento médico), pero estoy intentando volver».

Si bien durante el día había circulado la versión sobre la inminente reunión de las dirigentes, fuentes de la gobernación dijeron anoche que no había confirmación sobre encuentro alguno entre Vidal y la diputada chaqueña.

Según algunos de los voceros de la gobernadora, Vidal ya contaría con un informe sobre los antecedentes y el desempeño de Bressi en la Policía, elaborado a instancias del ministerio de Justicia provincial, que conduce Gustavo Ferrari.

A principios de este mes, Carrió envió una carta a Vidal, en la que vinculó a Bressi con el narcotráfico y con la recaudación de dinero ilegal en el distrito.


En esa misiva, Carrió formuló dos singulares hipótesis sobre el jefe policial: o se trata de «una brillante mente criminal o es un idiota que carece de capacidad alguna para detectar la presencia de un delito y actuar en consecuencia».


 

Para la diputada nacional de Cambiemos, Bressi mantiene relaciones con bandas de narcotraficantes que operan (u operaban) en distritos como San Martín y Esteban Echeverría.

«Carrió y Vidal se tienen confianza mutuamente y este encuentro es exclusivamente para intentar solucionar el mayor problema de la provincia de Buenos Aires, que es su Policía», sostuvo el diputado nacional y mano derecha de «Lilita», Fernando Sánchez.

Sánchez dijo desconocer qué actitud podría adoptar Carrió en caso de que Bressi sea ratificado en su cargo al frente de la Policía, pero aseguró que la líder de la Coalición Cívica «seguirá luchando para desarticular la corrupción política-policial, que tiene mucho que ver con los intendentes».

Carrió retomó hoy sus actividades luego de dos semanas de reposo por prescripción médica, que cumplió en su casa, donde permanece una custodia que dispuso la Justicia ante la denuncia de un supuesto plan para asesinarla.