07-04-2022

Para Abad, la ley de economía del conocimiento es “estratégica”

El presidente del radicalismo bonaerense destacó la aprobación del proyecto en la Cámara de Diputados bonaerense. La iniciativa, que pasó al Senado, crea un fondo de promoción para el sector.

La aprobación en la Cámara de Diputados bonaerense del proyecto de economía del conocimiento “es mirar estratégicamente al futuro”, sostuvo el diputado marplatense jefe del bloque de Juntos por el Cambio y presidente del Comité Provincia de la UCR, Maximiliano Abad, que ahora aguarda que el Senado convierta en ley esa iniciativa.

Este miércoles, la Cámara Baja aprobó la iniciativa que no sólo es una adhesión a la norma nacional, sino que incluye adaptaciones y agregados para su aplicación en territorio bonaerense, entre ellas pisos mínimos de exenciones de Ingresos Brutos, que la inscripción en el Registro Nacional sirva para igual trámite en el Registro Provincial, y la incorporación del fomento y promoción de los parques o distritos tecnológicos, que no figura en la Ley nacional.

Abad señaló que “se hizo un trabajo legislativo muy profundo y serio, porque es un tema de especial relevancia, dado que la economía del conocimiento está revolucionando las economías del mundo, y por eso esta ley es un paso hacia una estrategia de desarrollo para la Provincia”.

El titular del radicalismo bonaerense destacó que “creamos un fondo provincial para la promoción de la economía del conocimiento. Creemos que es central que haya beneficios especiales para polos y parques tecnológicos que implementen innovaciones tecnológicas o educativas, desarrollen líneas sustentables o incorporen políticas de género e inclusión”.

El sector genera 75.000 puestos de trabajo en la Provincia: 42 mil en Gran Buenos Aires y 33 mil en el interior de la Provincia en ciudades como San Nicolás, Tandil, Trenque Lauquen y Mar del Plata (en donde 55.000 estudiantes están relacionados con la economía de conocimiento).

“Dimos un paso necesario si queremos involucrar a la Provincia en una senda de desarrollo, con un planteo estratégico y que mira al largo plazo. El motor económico del país debe estar a la altura de los desafíos que nos propone el mundo, y si no actuamos con inteligencia y velocidad las oportunidades pasarán de largo, y no sería la primera vez. Por eso, el Senado debe convertir en ley este proyecto que impulsamos desde Diputados”, concluyó Abad.