13-05-2022

Abad valoró la adhesión a la ley de economía del conocimiento

Diputados sancionó en forma definitiva la norma. Se suma a la ley nacional, pero incluye adaptaciones. El legislador consideró que es un paso decisivo para el replanteo productivo de la Provincia.

“Es mirar estratégicamente al futuro”, afirmó el jefe del bloque de diputados de Juntos por el Cambio en la Legislatura bonaerense, Maximiliano Abad, al celebrar la adhesión que la Cámara baja le dio a la Ley de Economía del Conocimiento nacional.

Este jueves, Diputados dio sanción definitiva a la norma, que “no sólo es una adhesión a la ley nacional, sino que incluye adaptaciones y agregados para su aplicación en territorio bonaerense, entre ellas pisos mínimos de exenciones de IIBB, que la inscripción en el Registro Nacional sirva para la inscripción en el Registro Provincial, y la incorporación del fomento y promoción de los parques o distritos tecnológicos, que no figuraban en la Ley nacional”.

Abad, que preside el radicalismo bonaerense, consideró que “es un paso decisivo hacia una Provincia que pueda replantearse su esquema productivo, que pueda empezar a desarrollar otra agenda acorde con una economía que está dinamizando a muchos países del mundo, que ven al conocimiento como un factor estratégico”.

Y sostuvo que “tenemos que profundizar ese camino y la Legislatura generó una herramienta que propicia el impulso de políticas públicas que apoyen la innovación, la creatividad, el emprendimiento y el valor agregado del conocimiento al servicio de la productividad. El resultado será más desarrollo económico, pero también social y humano”.

El sector genera 75.000 puestos de trabajo en la Provincia: 42 mil en Gran Buenos Aires y 33 mil en el interior bonaerense, en ciudades como San Nicolás, Tandil, Trenque Lauquen y Mar del Plata (en donde 55.000 estudiantes están relacionados con la economía de conocimiento).

“Dimos un paso necesario si queremos involucrar a la Provincia en una senda de desarrollo, con un planteo estratégico y que mira al largo plazo. El motor económico del país debe estar a la altura de los desafíos que nos propone el mundo”, concluyó Abad.