20-04-2017

Vidal va a fondo contra la Bonaerense pero niega que sea una purga

Controles toxicológicos y la presentación de declaraciones juradas forman parte del anunció con que la Gobernadora quiere cambiarle la cara a la fuerza provincial.

vidal ritondo“Como no somos parte de la mafia, la podemos combatir”, lanzó la gobernadora, María Eugenia Vidal, en referencia a una serie de medidas que tienen como objetivo cambiarle la cara a la Policía Bonaerense, una fuerza cuestionada desde hace años pero a las que muy poco se animaron a enfrentar.

Puntualmente, la mandataria anunció que 7.000 efectivos deberán presentar sus declaraciones juradas para explicar su patrimonio, y que todos los oficiales involucrados en la lucha contra el narcotráfico deberán, además de demostrar sus ingresos, someterse a exámenes toxicológicos.

Esta medida abarca a los funcionarios de su gestión que tengan que ver con esta tarea, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, inclusive.

“Al policía corrupto quiero decirle que no vamos a parar, a los policías que consumen les quiero decir que queremos asistirlos y que cuando se recuperen podrán volver a la fuerza. Finalmente, a los policías honestos quiero pedirles que no bajen los brazos, que estamos acá para bancarlos”, sostuvo Vidal al hacer el anuncio.

Los tests, que serán obligatorios, serán realizados por Fundatorx, que preside Carlos Damín, un especialista en Toxicología, Medicina del Trabajo y Salud Pública y jefe de la División Toxicología del hospital Fernández.

“Todos los policía que combaten el narcotráfico tiene que explicarle a la sociedad cómo se constituye su patrimonio”, puntualizó la Gobernadora, quien de todas formas aclaró que esta movida “no es una purga”.