12-02-2019

Vidal inauguró una cárcel para jóvenes y disparó contra el PJ

En una velada crítica, le pegó a las administraciones peronistas que gobernaron la Provincia los últimos 20 años. No personalizó sus dardos, pero en la volteada cayeron Scioli, Solá y Ruckauf.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, inauguró hoy en Campana una nueva unidad carcelaria modelo y destacó que era “la primera cárcel que se construye en 20 años” y que estará destinada a la reinserción social de jóvenes de entre 18 y 21 años.

Con una ácida aunque velada crítica, dirigida al corazón de las administraciones peronistas que la precedieron en la Provincia, la gobernadora María Eugenia Vidal inauguró hoy en Campana “la primera cárcel que se construye en 20 años”, destinada a la reinserción social de jóvenes de entre 18 y 21 años.

Vidal recordó que cuando asumió sus funciones encontró un sistema penitenciario “abandonado” y ahora, remarcó, el camino de la seguridad “incluye la reinserción de aquellos que cometieron un delito”.

Gustavo Ferrari y Vidal - Carcel de Campana

El ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, y la gobernadora, María Eugenia Vidal, recorren la cárcel de Campana.

Los dardos de la Gobernadora, claro está, apuntaron a las dos gestiones de Daniel Scioli al frente del Ejecutivo bonaerense, pero al extender su apreciación a los últimos 20 años, también disparó contra el ahora nuevamente kirchnerista, Felipé Solá, que estuvo al frente de la Provincia entre 2001 y 2007, y alcanzó a Carlos Ruckauft (1999/2001).

“Es un desafío y vamos a seguir muy de cerca lo que pase con esta unidad. Queremos demostrarle a la gente que el camino de la seguridad incluye la reinserción para los que cometieron un delito”, afirmó Vidal luego de recorrer el nuevo penal junto al ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari.

La nueva cárcel ofrecerá a más de 600 jóvenes de entre 18 y 21 años la posibilidad de completar estudios secundarios y terciarios y capacitarse en talleres laborales, para facilitar su reinserción social al momento de que se cumplan sus condenas.

El proyecto prevé la plena ocupación de los internos a través de la educación, el trabajo, el deporte y el abordaje asistencial intensivo, enfocado en la salud y las adicciones.