07-04-2021

Vacunatorio y fútbol, pan y circo

Por Eloy Gómez Raverta (*) – Especial para F5 Diario / @EloyGR – gr.eloy@gmail.com

Kicilof - Estadio Unico La PlataEloy Gómez Raverta - 1No sé y no me importa quién tomó la decisión política, pero suspender la vacunación de los adultos mayores en el Estadio Único de la ciudad de La Plata por el partido de River con los tucumanos por la Copa Argentina fue una aberración. Más indignante aún: una vez medido el impacto y el escándalo que provocó, se reabrió el vacunatorio como si nada.

Es como si no hubieran aprendido ninguna lección de los disparates previos, que protagonizaron durante este largo proceso de pandemia: en los orígenes del ASPO el entonces “capanga” de la ANSES largó a los jubilados a la calle para que se amontonaran frente a los cajeros automáticos a cobrar sus haberes previsionales; después, la caótica despedida de Maradona en la Casa Rosada; el vacuna gate con sus múltiples protagonistas; siguió la administración porteña, con la desafortunada organización de los vacunatorios en el Luna Park y el Club San Lorenzo, a donde miles de mayores de 80 años debieron hacer largas filas y esperar horas en las veredas al rayo del sol; todo esto dentro de una interminable lista de desatinos y ausencia absoluta de planificación estatal.

Lo que no deja de sorprender es que la medida de suspender la vacunación en el Estadio, que a la mañana de este miércoles se sustentaba en “cuestiones de seguridad e higiene” con el objetivo de “resguardar la salud de los ciudadanos” – según le dijeron al diario El Día desde el gobierno bonaerense-, hacia el medio día esos argumentos se desechaban y se reabría el lugar para volver a inocular a las personas que a esa altura no habían perdido el turno.

¿Qué pasó? ¿Cómo por arte de magia los riesgos sanitarios desaparecieron? ¿De golpe todo volvió a ser seguro y aséptico? O la reacción ciudadana fue tan enorme que le torció el brazo al “pan y circo”.

CONTEXTO.- Mientras el fútbol postergaba la vacunación, desde ayer en La Plata ante el crecimiento de casos de COVID-19 comenzaron a regir medidas restrictivas para contener la propagación de la “segunda ola” de contagios, como el cierre de la actividad nocturna a la medianoche y la prohibición de manifestaciones artísticas en bares y cervecerías.

El jefe de asesores del gabinete del ministerio de Salud bonaerense, Enio García, fue quién describió la realidad de los contagios en La Plata: “El casco céntrico del municipio es el que está más prendido fuego”, sentenció

A nivel nacional, se registró un récord de contagios: este martes se notificaron más de 20 mil casos y 163 muertes, mientras el gobierno bonaerense encabeza el reclamo por endurecer las medidas sanitarias en el área metropolitana.

En la Provincia, mientras tanto, hay 5.614.834 anotados para recibir la vacuna. Este martes se inmunizaron 40.776 personas en todo el distrito. A ese ritmo, y de no existir interferencia alguna, ese universo estaría vacunado en 137 días, el equivalente a cuatro meses y pico (mediados de septiembre). Claro que todavía restaría la segunda dosis y todos los bonaerenses que todavía no se inscribieron.

¿Será otra vez la primavera la que afloje el riesgo sanitario y las tensiones?

(*) Director periodístico de F5 Diario.