27-07-2018

Tormenta política en Campana por el destino del Fondo Educativo

La oposición denuncia que una sola empresa fue adjudicataria del 56% de las obras encaradas por la Comuna. Y advierten que con esos recursos se pagaron desayunos en hoteles 5 estrellas y eventos culturales.

Mariela Schvartz

La cuestionada jefa de gabinete del municipio de Campana, Mariel Schvartz.

El destino de los recursos del Fondo Educativo desató una tormenta política en Campana, con la oposición en pie de guerra contra la gestión del intendente de Cambiemos, Sebastián Abella, que habría adjudicado a una sola empresa el 56% de las obras que se pagaron con recursos del Fondo Educativo, mientras que otras partidas del mismo origen se habrían destinado a cubrir gastos de elementos de merchandisinig, eventos culturales y desayunos en hoteles 5 estrellas.

El rigor, no solo la oposición puso el grito en el cielo, sino que las autoridades provinciales bonaerenses, cuando el ruido se hizo ensordecedor, también dirigieron su mirada sobre los destinos del Fondo que aporta la Provincia. Y la lupa enfoca, en particular, sobre la jefa de Gabinete municipal, Mariela Schvartz, que tiene bajo su órbita el área educativa.

Además, hay un dato que intensifica el fuerte malestar político. Desde la oposición se asegura que en la empresa beneficiada con el 56% de las obras que adjudico la Comuna y se pagaron con el Fondo Educativo, tendría vinculación Sergio “Chiche” Constantino, el cuñado del Intendente, pareja de su hermana Claudia Abella.

Constantino, a quien atribuyen un peso específico determinante en la gestión del Abella, fue funcionario del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; integra en la actualidad la comisión directiva de San Lorenzo de Almagro, que encabezan Matías Lammens y Marcelo Tinelli; y fue presidente del club porteño 17 de Agosto, lo que le valió un dolor de cabeza judicial durante su gestión en el área de Infraestructura del ministerio de Desarrollo Social – entonces a cargo de María Eugenia Vidal-, por la entrega de subsidios a esa institución.

La oposición, a todo esto, carga las tintas sobre Schvartz y sostiene que estaría “malgastando los recursos del Fondo Educativo con desviaciones hacia otras actividades”, cuestión que “se facilitaría porque de esa función también dependen las áreas de Juventud, Cultura y Derechos Humanos”.

“Los desayunos en hoteles 5 estrellas resultan inexplicables y expresan acabadamente el nivel de impunidad con que se manejan. Ni que hablar de una única empresa que ganó el 56% de las licitaciones”, disparan. Y subrayan que el Concejo Deliberante rechazó la rendición de cuentas por ese motivo.

En los mentideros políticos del distrito del Norte del Conurbano se afirma que durante el último mes “cambiaron los proveedores de los comedores escolares”, circunstancia que “provocó problemas relativos a la calidad y cantidad de los suministros”, lo que repercutió en la comunidad educativa y llamó la atención de los ediles opositores.

“Está claro que a esta gestión no le interesa la educación. Usan los fondos para gastos que no tienen que ver con el destino natural de los recursos”, disparan los detractores del oficialismo. Y recuerdan que “el área de Educación del municipio bajó de rango y reporta directamente a la jefatura de Gabinete, cuya responsable es también quien define todas las adjudicaciones de obras a la empresa cuestionada”.

Mientras tanto, en la dirección Escuelas bonaerense «ya analizan hacer un monitoreo especial sobre la rendición de cuentas» del distrito de Campana, de los recursos específicos girados por el Fondo Educativo.