10-05-2017

Randazzo y Massa, la fórmula de Alberto Fernández para octubre

El exjefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner hoy, desde su rol de jefe de campaña de Florencio, quiere unir fuerzas con el líder del Frente Renovador.

Massa y Randazzo

Massa y Randazzo. Uno diputado, el otro senador, es la apuesta de Alberto Fernández para que el PJ le robe el triunfo a Cambiemos en octubre.

A la luz de encuestas que no se presentan favorables y muestran un rebote de Cambiemos, que reposiciona al oficialismo al tope de las preferencias del electorado, en el amplio abanico de ofertas del peronismo empiezan a entender, más que nunca, las estrofas de la mítica marcha: “… Todos unidos venceremos…” Y uno de los lanzados – pero no tanto, todavía-, Florencio Randazzo, intenta fortalecer ese camino de la mano del exjefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner, Alberto Fernández, que en las últimas horas salió a fogonear un acercamiento entre el exministro del Interior y Transporte y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa.

Randazzo, en efecto, tiene el convencimiento de que no puede dejar de pasar el tren electoral de octubre, pero en las vías encuentra muchs piedras sueltas, como el debilitamiento sostenido de los intendentes que desde hace meses pretenden que ejerza un efectiva conducción, el Grupo Esmeralda, hoy golpeado por la virtual salida del jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, que está coqueteando decididamente con Daniel Scioli, al parecer entusiasmado con la posibilidad de jugar para gobernador en 2019, bajo el ala de un motonauta que nunca cae en las encuestas y hoy aglutinaría tras de sí al universo kirchnerista y al PJ más ortodoxo.

Con ese escenario, y la supuesta autoexclusión de Cristina Kirchner del duelo electoral de octubre, Fernández, que hasta hace poco jugaba abiertamente bajó el ala de Sergio Massa, manifestó su “deseo” de que el referente del FR y Randazzo logren un acercamiento de sus espacios políticos de cara a las legislativas.

“Florencio senador y Sergio diputado”, es la fórmula del triunfo que pretende posicionar el que fue uno de los hombres fuertes del gobierno durante los cuatro años de Néstor Kirchner al frente del país.

Desde su nueva posición de jefe de campaña de Randazzo, Fernández expresó que “ojalá Sergio (Massa) pueda, en algún momento, pensar como yo y sumarse a algo que es imperioso, que es tratar de unir fuerzas”, aunque aclaró que un posible encuentro entre Randazzo y el ex intendente de Tigre “es algo que tienen que pensar y reflexionar ellos y ver cómo lo hacen. Hasta aquí, es un deseo”.

Fernández señaló en declaraciones a Radio La Red que “en la medida en que nosotros sigamos dividiendo la oposición, en diferentes sectores, favorecemos al Presidente, porque Macri con pocos puntos, si divide a toda la oposición, puede llegar a ganar” las elecciones legislativas de este año.

A su vez, el dirigente porteño, quien se alejó del massismo y había anunciado una posible postulación por el peronismo porteño, remarcó que tiene “la mejor opinión” de Massa.

“Hablé ayer mismo con él, tengo el máximo aprecio y respeto y creo que es un dirigente con un enorme futuro que tiene un presente importante. Cuando yo digo que hay que unir partes no es para romper otras”, aclaró.

En ese marco, reflexionó que “Macri ha logrado unir a toda la fuerza antiperonista y nosotros tenemos a todo el peronismo disperso, tenemos que unir con criterio, no unir por unir”, subrayó Fernández y agregó que junto a Randazzo quieren competir en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del justicialismo.

Fernández concluyó que ve a Cristina Fernández de Kirchner como “una dirigente muy importante, en la que mucha gente confía”. Y dijo que “ha hecho un gobierno que ha dejado a un sector de la sociedad detrás de ella, el problema no es Cristina, sino hacer una oferta superadora”.