16-04-2017

Por las inundaciones, Buenos Aires y La Pampa se miran con mala cara

Policías de las dos provincias vigilan la frontera para evitar un manejo inapropiado del agua. Acusan a productores bonaerense de tapar alcantarillas.

Alcantarilla sobre la Ruta 188

Uno de los by pass que se realizaron sobre la Ruta 188 para drenar el agua que baja de Córdoba, pasa por La Pampa y se instala en Buenos Aires.

El hecho concreto es que una alcantarilla tapada del Río V, en el límite con La Pampa, desató una crisis institucional interprovincial, después que el intendente de la ciudad pampeana de Bernardo Larroudé, José Luis Galloti, denunció que productores bonaerense obstruyeron el normal escurrimiento del agua que deriva hacia Buenos Aires y el gobierno que encabeza Carlos Verna envió a grupos de policías a custodiar la frontera a la altura del distrito de General Villegas, actitud que de inmediato replicó María Eugenia Vidal.

La denuncia del jefe comunal señala que los productores que bloquearon la alcantarilla cometieron  un “hecho vandálico”.

“Estuvimos recorriendo el Meridiano V y encontramos una alcantarilla tapada con silobolsa. Le pusieron una contención y arriba le tiraron tierra para impedir el paso del agua”, dijo Galloti, el intendente de una de las localidades más complicadas por las inundaciones que ya afectan a Córdoba, La Pampa y Buenos Aires.

Galloti reveló que “también intentaron tapar otras alcantarillas pero no pudieron” y advirtió que “es una lucha que siempre vamos a tener con la provincia de Buenos Aires”, al tiempo que se mostró “molesto por lo sucedido” ya que “las alcantarillas están puestas sobre el Meridiano V y al taparlas se impide el paso del agua, en su curso natural, desde La Pampa a Buenos Aires”, por lo que se está controlando la zona con la policía.

Mientras tanto, la reacción del gobierno que encabeza Vidal fue replicar la decisión pampeana, por lo que uniformados de la Bonaerense custodian la frontera a la altura de Villegas, en procura de evitar desbordes como los que se vivieron el año pasado, cuando la Policía de La Pampa reprimió una protesta de vecinos y productores de esta provincia.

“La Pampa no tiene que ser reservorio de nadie. Estamos recibiendo agua del sur de Córdoba y está entrando más de la que sale”, afirmó el intendente de Larroudé, donde se cortó la ruta nacional 188, por el paso del agua, y se instaló un puente para habilitar el tránsito liviano.

Sobre lo sucedido en el Meridiano V, el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, señaló que se trata de “un hecho vandálico, por eso enviamos a la policía” y destacó que “el lunes una comisión de nuestra secretaría junto a Vialidad va a evaluar la velocidad de paso de agua en todas las alcantarillas, para ver su estado”.

“También vamos a solicitar en la reunión del comité de cuenca (del Río V), que se hará el lunes, la limpieza de todas las alcantarillas junto a Hidráulica de la provincia de Buenos Aires”, dijo el funcionario, advirtiendo que los hechos ocurridos “son totalmente repudiables”.