21-05-2019

Los quince del “Frente” apenas arriman un “puñado” de votos

Bajo el slogan de “cumbre de partidos opositores en el PJ” para formar un frente electoral, se promociona una reunión que el presidente de esa fuerza a nivel nacional, José Luis Gioja, motoriza con una quincena de dirigentes de partidos aliados al peronismo.

Cristina Kirchner en el PJEl encuentro será el próximo jueves en la sede porteña del PJ nacional, y participarán los jefes de quince partidos opositores al gobierno de Cambiemos, que directa o indirectamente tienen vinculación o pertenencia al peronismo, por actualidad o por historia.

La idea, según trascendió, es avanzar en el armado de un frente electoral que tendrá al peronismo kirchnerista como eje principal de ese espacio, bajo el paraguas de la fórmula que anunció Cristina, con Alberto Fernández a la cabeza del binomio y ella, entre comillas, en el “segundo escalón”.

La reunión “fundante” de un frente que todavía no tiene nombre, pero que ya todos denominan “Frente Patriótico”, en la histórica sede de Matheu 130, en la Ciudad de Buenos Aires, también tendrá como protagonistas a los apoderados del PJ. Entre todos deberán delinear, al menos ese es el objetivo, “las reglas de la conformación del espacio” y establecer un “cronograma de actividades para dar cumplimiento a los requerimientos que impone la ley nacional”.

Claro está que los acuerdos que los dirigentes intentarán motorizar durante el encuentro, se sobrentiende, no contemplan al fantasma que siempre sobrevuela: la aparición del “lápiz” en una sola mano que define candidatos en todas las provincias y en todos los distritos de cada rincón del país. Y entonces, los pactos preexistentes “tiemblan”.

Sin embargo, el “peso relativo” de los actores en juego que asistirán al cónclave – analizan los observadores, que reparan en la fortaleza y el aparato de los intendentes peronistas del Conurbano como factor de presión para contrarestar el “dedazo”- hace que el encuentro solo tenga valor mediático, la foto por decirlo de algún modo, más que efectivo a la hora de sumar voluntades detrás del binomio Fernández – Fernández.

Un repaso uno por uno de los dirigentes-partidos que acudirán a la cita convocada por el presidente del PJ y el caudal de votos que, por historia, cada uno representa:

Leopoldo Moreau – Movimiento Yrigoyenista.- El ex radical, se sabe, no mueve el amperímetro. Todos recuerdan que cuando encabezó la fórmula de la UCR obtuvo poco más del 2% de los votos, el valor más bajó en la centenaria historia de ese partido.

Adriana Díaz – Partido Instransigente.- Desde que el histórico dirigente del PI, Oscar Alende, dejó de existir, el caudal electoral de los intransigentes desapareció. Hicieron una elección histórica en el ´85, lo que permitió que el “Bisonte” accediera al Congreso y ahí estuvo hasta 1996, pero desde entonces, poco es nada.

Víctor Kot – Partido Comunista.- El PC no suma. Nunca sumó.

Víctor De Genaro – Unidad Popular.- Otra alternativa que no tiene votos. Apenas sumó el 0,47% en las PASO de 2015 cuando el sindicalista encabezó la fórmula presidencial del Frente Popular.

Carlos Heller – Partido Solidario.- Intentó ser jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en 2015. Participó de las PASO del Frente para la Victoria y fue derrotado por escándalo por Marieno Recalde. Obtuvo el 7,8% de los votos (poco menos de 27 mil) obtenidos por esa fuerza. Otro con volumen electoral casi nulo.

Fernando “Pino” Solanas – Proyecto Sur.- A pesar de que su mandato en la Cámara alta por la Ciudad de Buenos Aires finaliza en 2019, en los comicios legislativos de 2017 se presentó en las PASO detrás de una banca de senador nacional por la Provincia por el Frente CREO. Sin embargo, no superó el piso de 1.5% exigido, por lo que no pudo participar en las elecciones de octubre. Supo tener votos, pero ahora se lo ve devaluado.

Victoria Donda – SOMOS.- Siempre que accedió a un cargo electivo, como cuando ingresó a la Cámara de Diputados de la Nación por el Frente para la Victoria, en 2007, fue colgada de una lista sábana. En ese caso iba en el puesto 18 de la nómina que encabezó Felipe Solá.

Gustavo López – (FORJA).- El ex subsecretario general de la Presidencia de Cristina Kirchner, tiene un sello vacío. No se le conoce volumen electoral.

Alberto Rodríguez Saá – Compromiso Federal.- En San Luis se descuenta que ganará la elección frente a su hermano Adolfo. San Luis es una provincia chica y el volumen de adhesiones es bajo, pero suma.

También participarán del encuentro con Gioja los jefes de los partidos que integran Unidad Ciudadana, el partido que conduce la ex presidenta: Carlos Castagneto, Martín Sabbatella, Mario Secco, y Diana Conti.

Carlos Castagneto – Kolina.- El ex número dos de Alicia Kirchner en Desarrollo Social jamás ganó ni siquiera una interna del PJ platense. Siempre cayó derrotado, inclusive en las elecciones del club Gimnasia y Esgrima La Plata, cuando intentó acceder a su presidencia.

Martín Sabbatella – Nuevo Encuentro.- El ex intendente de Morón entre 1999 y 2009 supo tener en su cosecha muchos sufragios, pero desde que se alejó de su pago chico, su influencia es un misterio. Integró la fórmula con Aníbal Fernández que perdió la Provincia en 2017, resultado clave para que Mauricio Macri accediera a la presidencia de la mano del triunfo de María Eugenia Vidal.

Mario Secco – Frente Grande.- El intendente de Ensenada, junto a Rodríguez Saa, es el único de los 15 que se sentarán a la mesa de Gioja que sí cuenta con votos propios. Cada vez que se presenta como candidato, arrasa. En las elecciones de octubre, es número puesto. En Unidad Ciudadana descartan su triunfo. Los observadores neutrales coinciden. De todas formas, el número de votantes de ese distrito es muy reducido.

Diana Conti – Partido de la Victoria.- La ex subsecretaria de Derechos Humanos de la Nación durante la presidencia de Fernando De la Rúa, está al frente de otro sello de goma.