19-04-2016

Piden aplicar el cupo laboral para el colectivo trans en la Provincia

La Defensoría del Pueblo bonaerense le reclamó a los tres poderes que cumplan con la ley que prevé la contratación del 1% del personal con personas de ese colectivo.

Observatorio de Violencia de GéneroLa implementación de políticas no discriminatorias y el cumplimiento del cupo laboral del colectivo trans en el ámbito de la administración pública, recomendó aplicar la Defensoría del Pueblo bonaerense a los tres poderes del Estado provincial.

La Defensoría, a través del Observatorio de Violencia de Género (OVG), recordó que desde septiembre del año pasado la Provincia aprobó la creación en el sector público bonaerense de un cupo mínimo de al menos el 1% de los puestos de trabajo para personas travestis, trasnsexuales y transgénero.

El OVG destacó que la comunidad LGBTTI (lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero e intersexuales) ha luchado incansablemente por el reconocimiento del Estado de sus derechos a fin de acceder a una mejor calidad de vida, sin discriminación ni violencia.

En esa línea, el OVG consideró que para que los derechos no sean solo una enunciación, requieren de la acción concreta del Estado que garantice condiciones de igualdad, reconociendo las desigualdades subyacentes y las vulnerabilidades de los sectores más desprotegidos.

“La ley de cupo laboral trans, que obliga a la Provincia a ocupar el 1% de la totalidad de su personal con personas travestis, transgénero y transexuales, va en dicho sentido”, sostuvo la coordinadora del OVG, Laurana Malacalza.

La norma comprende a los tres poderes del Estado bonaerense, los organismos descentralizados, entidades autárquicas, organismos de la seguridad social, empresas y sociedades del Estado y sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria.

El OVG interviene en dos casos vinculados a las municipalidades de La Plata y Chacabuco, por presentaciones realizadas por personas trans, donde se recomienda la implementación de políticas respetuosas de la identidad de género, el cumplimento de la ley de cupo, así como la definición de otras políticas públicas integrales dirigidas al colectivo trans y travestis.