08-02-2019

Macri, sin “ruidos” ni “cuadernos”, visitó una obra en Avellaneda

Alusión del Presidente y la Gobernadora a los temas de corrupción que investiga la Justicia. Se “empezaron y terminaron” más de 1.800 obras en la Provincia. El desembarco con Vidal y Larreta, un anticipo de campaña.

“Más de 1.800 obras y no hubo ningún ruido, ningún cuaderno”. Contundente definición del presidente Mauricio Macri, vinculada a los casos de corrupción en las contrataciones del Estado que investiga la Justicia, al recorrer obras de la red de desagües cloacales del Sistema Riachuelo, en Dock Sud, Avellaneda, junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Somos capaces de empezar y terminar las obras. Como dijo la Gobernadora, más de 1.800 obras en la Provincia, que hemos hecho en forma conjunta, que empezaron y terminaron y no hubo ningún ruido, no hubo ningún cuaderno, no pasó nada más que dar trabajo para hacer la obra y crear una nueva esperanza para muchos argentinos”, afirmó Macri.

En esa línea, en su primera aparición pública del año junto a Vidal y Rodríguez Larreta, apuntó que “los argentinos no pueden esperar a ver cuándo los políticos se ponen de acuerdo, a ver si trabajamos o no trabajamos en conjunto. Hay que trabajar en equipo, como lo hacemos nosotros tres, porque acá representamos a cientos de personas “, concluyó.

Macri, Vidal y Larreta en Dock Sud

Larreta, Macri y Vidal escuchan las explicaciones de los alcances de la obra de saneamiento que financia el Banco Mundial, el el Richuelo.

Hoy en Dock Sud, se vio el primer capítulo de una serie que se repetirá a lo largo del año hasta que finalice el proceso electoral: Macri en un acto vinculado a la gestión de gobierno, bien pegado a sus dos principales espadas, Vidal y Larreta, tal la definición de la estrategia de campaña que diseña Jaime Durán Barba y hace ejecutar con precisión de orquesta el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña.

Vidal, a todo esto, dijo que “estamos muy entusiasmados por el hacer que debió llegar hace mucho tiempo, pero llegó a partir de 2015. Estas obras, postergadas, que no avanzaban, expresan lo que queremos para la Argentina: hacer lo que no se ve pero que importa. Los gobiernos pueden cambiar, pero son obras que se quedan para siempre”.

Según la mandataria, “esta es una obra que nos va a permitir tener un Riachuelo más limpio, que se está haciendo con transparencia absoluta, financiada por el Banco Mundial, lo que muestra que el mundo confía en nosotros, sabe de lo que somos capaces”.

“No es un hecho aislado. En la Provincia, con el Presidente, ya llevamos más de 1.800 obras que se iniciaron y terminaron en los 135 municipios. En ninguna de esas 1.800 obras hubo una sola duda o denuncia de corrupción. Eso es trabajar con honestidad, eso es el cambio, eso es trabajar distinto. Es una obra que le va a cambiar la vida a vecinos de cincuenta municipios de la Provincia. Todo este trabajo es lo que le cambia la vida a la gente”, concluyó.

Macri, Vidal y Rodríguez Larreta estuvieron acompañados por el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio.