08-03-2017

Los docentes convocan a otro paro y extienden el conflicto a 96 horas

La torpeza negociadora del gobierno bonaerense choca con la irracionalidad de los docentes. Alumnos y padres, rehenes de una pelea teñida, en el fondo, por los vaivenes del año electoral.

Paro docente

Los gremios redoblaron la apuesta y paran por cuarto día consecutivo. En principio, las clases recién comenzarían el viernes, pero el horizonte, por ahora, pronostica paros al por mayor.

A esta altura de los acontecimientos, el conflicto docente en la Provincia apunta a convertirse en una novela de enredos que suma capítulos y amenaza extenderse y profundizarse en el tiempo, donde la torpeza negociadora del Gobierno choca con la irracionalidad de una medida de fuerza que lejos de tener una gradualidad lógica, arrancó con una ferocidad pocas veces vista para los dífíciles comienzo de clases que han caracterízado a la última década en territorio bonaerense, con excepción del año pasado.

Así las cosas, el conflicto alcanza un grado de tensión casi inédito, porque a las 48 horas iniciales de paro que lanzó el frente gremial de los maestros y Udocba,se suman otras 24 horas cumplidas hoy miércoles y ahora, de golpe, la medida de fuerza se extiende otro día más, con posiciones que, al menos en principio, parecen irreconciliables entre lo que pretenden los sindicalitas y lo que está dispuesto a ofrecer el Gobierno de María Eugenia Vidal a través de sus negociadores, los ministros de Trabajo, Marcelo Villegas; de Economía, Hernán Lacunza y de Educación, Alejandro Finocchiaro.

Los gremios adelantaron que mañana realizarán asambleas en las escuelas hasta concurrir a la reunión citada por el gobierno provincial para el viernes, una demora del Gobierno que no se entiende, como tampoco se entendió la inactividad de la mesa paritaria de sábado a martes, donde se perdieron horas valiosísimas de negociaciones que se podrían haber destinado a destrabar un conflicto que, como se observa, está teñido por condimentos que exceden la cuestión salarial y se mezclan decididamente con la complejidad del año electoral, donde alumnos y padres están plantados como rehenes del desacierto de las dos partes.

Así las cosas,los seis gremios docentes de la Provincia resolvieron hoy extender por otras 24 horas el paro, con lo que extienden la medida a 96 horas o cuatro días sin clases, debido a que el Gobierno no accedió al pedido de adelantar para mañana jueves la paritaria convocada para el viernes.

La medida la adoptaron representantes de los gremios docentes Amet, Feb, Sadop, Suteba, Uda y Udocba durante una reunión que mantuvieron hoy en La Plata.

Los gremialistas pidieron primero al gobierno que adelante para mañana la paritaria a la que había citado para el viernes, pero ante la negativa resolvieron convocar a un nuevo paro por 24 horas.

“Teniendo en cuenta el extenso tiempo que ha transcurrido para que las autoridades formularan una propuesta salarial seria, que nos permita recuperar el poder adquisitivo y el aumento salarial del 2017, los seis sindicatos con el mandato de los docentes damos continuidad a las medidas de fuerza”, dijeron en un comunicado conjunto.

Además, convocaron a asambleas en todos los distritos para que los trabajadores resuelvan las acciones a seguir “en el marco de la unidad de los seis gremios docentes bonaerenses”.

Con esta medida, ya son cuatro los días en que se ven afectadas las clases en las escuelas bonaerenses debido a que los gremios se plegaron primero al paro nacional docente y hoy realizaron una medida de fuerza porque el gobierno provincial no los había convocado a paritarias.

Sin embargo, esta mañana el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, anunció una nueva convocatoria paritaria para el viernes aunque por el momento no logró destrabar el conflicto que mantienen con los maestros.

“Nosotros convocamos para el viernes a una reunión, a las 15, para seguir discutiendo y negociando con los gremios. La Gobernadora dijo que damos lo que podemos, esperemos que los gremios acepten el diálogo y los chicos mañana empiecen las clases”, señaló hoy el funcionario a la radio La Red.

“Vamos a mejorar la oferta del 18 por ciento con cláusula gatillo. No sólo es una propuesta salarial, hay cuestiones que no son económicas”, agregó y remarcó que “trabajamos para empezar las clases”.

“Nosotros vamos a trabajar por los chicos y las familias, para que no se pierdan más días de clases en la Provincia. Esa es la decisión política de la gobernadora María Eugenia Vidal”, subrayó.

El funcionario anunció además que el gobierno bonaerense acató el fallo del juez en lo contencioso administrativo de La Plata, Luis Arias, que invalidó la conciliación obligatoria dictada en el conflicto, pero que igual presentó una apelación a la medida.

“Apelamos el fallo porque no compartimos sus fundamentos, pero mientras la Cámara resuelva, decidimos acatar. Con la Gobernadora tenemos en claro que vamos a seguir dialogando, por eso convocamos; esperamos que los gremios vean este gesto y lo puedan acompañar empezando las clases y aceptando el diálogo el viernes”, finalizó.

Por otro lado, cuando se le preguntó acerca del acatamiento al paro docente en las escuelas bonaerenses, prefirió no dar definiciones tajantes y se limitó a sopesar las distintas situaciones en los establecimientos: “No quiero entrar en una guerra de cifras”, dijo.

“Algunas escuelas funcionaron en forma absolutamente normal, otras no tuvieron actividad académica, algunas estuvieron abiertas pero sin actividad: en esos casos el nivel de adhesión a la huelga llega a un promedio del 50%, pero si uno saca a las escuelas privadas, donde hubo un nivel de acatamiento muy bajo, el número desciende al 40%”, estimó.

No obstante, Villegas emarcó que para la administración bonaerense “el paro en sí es un fracaso aunque no adhiera nadie”.