05-03-2019

La UCR quiere definir el candidato de Cambiemos en las PASO

Abierto desafío a Macri y la estrategia electoral que diseñó Durán Barba. Resurgieron signos de fuerte malestar con el PRO. De todas formas, ratificaron su pertenencia a la coalición gobernante.

UCRAdemás de levantar la voz para que el gobierno que encabeza Mauricio Macri “aplique cambios” en materia económica, la cumbre radical que se reunió este lunes en Corrientes, no descartó ir a una PASO para dirimir quién será el candidato a presidente de la coalición Cambiemos en las elecciones de octubre.

Los principales dirigentes de la Unión Cívica Radical encabezados por su presidente, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo, ratificaron la pertenencia del partido a la coalición Cambiemos, al fin de un encuentro en el que se produjo un documento sobre la actualidad socioeconómica del país, que propone al Gobierno “revisar los aumentos” tarifarios y la necesidad de “fomentar el crédito para el consumo”.

Lo que comenzó como una reunión limitada a los gobernadores radicales de Jujuy, Corrientes y Mendoza, Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Alfredo Cornejo, respectivamente, y el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, terminó convirtiéndose en un encuentro en el que confluyeron varios de los principales referentes de la UCR, en la necesidad de revisar cuestiones partidarias inherentes a su alianza política con el Gobierno (otras meramente organizativas), y de posicionarse también frente a determinadas políticas en vigencia.

En el encuentro desarrollado en Corrientes, sin embargo, no se pudo definir ni fecha ni lugar de la próxima Convención Nacional de la UCR, que tendrá la última palabra sobre la estrategia electoral que adoptará el partido respecto de las elecciones presidenciales de octubre; la reunión se concretará entre abril y mayo.

En ese sentido, quedó flotando en el ambiente correntino la alternativa de que el radicalismo intente forzar una elección primaria como ocurrió en 2015 cuando Macri (81%) superó por paliza en las urnas a Ernesto Sanz (11%) y Elisa Carrio (7%), con Martín Lousteau como candidato en las gateras para disputar con el Presidente, de la mano de la “vieja rosca” que entre otros representan Enrique “Coti” Nosiglia y Federico Storani.

Ese escenario, no previsto por Jaime Durán Barba a la hora de delinear la estrategia electoral del PRO y, en definitiva de Cambiemos, agrega una dosis de incertidumbre a la definición de la candidatura presidencial de la coalición, más allá de que Elisa Carrio ya se manifestó totalmente a favor de la reelección de Macri.

De todas formas, observadores de los dimes y diretes del centenario partido aseguran que los amagues de ir a las PASO son “fuegos artificiales” para intentar presionar al PRO y que esta vez, al menos, la candidatura a vicepresidente quede en manos de un dirigente radical, sin que haya trascendido quién será el elegido. En ese caso, sí estaba claro que de acompañar a Macri en la fórmula, el nombre no sería el de Lousteau, a quien no consideran del “palo” y lo ven como un “oportunista”.

La cumbre de Corrientes hizo un mea culpa sobre la gestión del gobierno: “Las enormes expectativas de la sociedad argentina, expresadas en el deseo de cambio, que en el 2015 se plasmó en el triunfo electoral, no han sido plenamente satisfechas”, concluyeron los dirigentes radicales.