02-10-2015

La Justicia desechó el enriquecimiento ilícito de Scioli

La denuncia fue descartada en un fallo exprés del juez Raele. No se ordenó peritaje contable y el fiscal del caso, Jorge Paolini, evitó apelar la sentencia.

scioli dudaLa justicia penal platense lo absolvió en tiempo récord y guardó el fallo bajo siete llaves. NO ordenó un peritaje contable. Y el fiscal del caso NO apeló la resolución. Al menos RARO, sobre todo si se trata de la causa que investigaba el presunto enriquecimiento ilícito del gobernador y candidato a la presidencia de la Nación por el oficialismo, Daniel Scioli.

En efecto, el juez de Garantías N°3 de La Plata, Pablo Raele, sobreseyó a Scioli a principios de septiembre, pero la noticia trasciende recién ahora por la nota del periodista del diario La Nación, Hugo Alconada, que investigó el caso y logró que el abogado defensor del Gobernador confirmara los alcances del fallo.

La sentencia es irrevocable. No será revisada por la Cámara de Apelaciones, por la falta de apelación a la decisión del juez que debió presentar el fiscal de Investigaciones Complejas, Jorge Paolini.

“Mi cliente (por Scioli) fue sobreseído y el fiscal no apeló”, le dijo el abogado Miguel Marcos Sorá a La Nación. “Presentamos toda la documentación que demostró que su incremento patrimonial estaba justificado, con una auditoría incluida”, concluyó el letrado.

El artículo de Alconada sostiene que la “auditoría” citada por Sorá – especializado en derecho bancario y comercial- consistió en la presentación de balances y documentos societarios de distintas compañías.

El juez Raele tomó su decisión sin ordenar un peritaje contable que analizara la evolución patrimonial de Scioli, que pasó de declarar un patrimonio negativo de 45.273 pesos en 2005 a informar 13,6 millones de pesos en 2014, en la primera declaración jurada que difundió en ocho años.

Colaboradores de Raele en el juzgado confiaron a La Nación que “es un expediente sensible. Lo tiene el juez y solo lo maneja el juez”, en alusión a la causa 16.230/15, que tenía a Scioli como imputado.

El ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, siguió de cerca el caso. Convocó a Sorá para defender a Scioli y se encargó de las relaciones con los tribunales, donde Raele asumió como juez en febrero de 2014, tras superar un concurso en el Consejo de la Magistratura.

En el expediente también aparece el contador personal y funcionario de confianza de Scioli, Rafael Perelmiter. Su firma aparece en los papeles de la firma Capanone SA, una de las empresas del Gobernador, precisa la nota de Alconada.

El denunciante de Scioli en esta causa, Rafael Velischek, se niega a hablar con los medios. El sciolismo sostiene que su presentación respondía a “la interna del PJ” con tres nombres en la mira: Florencio Randazzo, Sergio Massa y Javier Pacharotti, que ahora está en las filas sciolistas, después de convivir durante años en el bruerismo e incursionar sin suerte en las últimas PASO en el Frente Renovador, no sin antes coquetear con el Pro, vía el “Momo” Venegas y Jesús Cariglino.