08-01-2020

Kicillof busca que la Legislatura apruebe la ley impositiva

En una doble sesión de Diputados y Senadores, el oficialismo intentará que se sancione la nueva versión de la norma enviada el martes a la Cámara baja. Todavía hay desacuerdos.

Axel Kicillof 7La nueva versión del proyecto de Ley Impositiva 2020 enviado el martes a la Cámara de Diputados por el gobernador Axel Kicillof, que definirá el monto de los tributos que abonarán los bonaerenses en 2020, será tratado este miércoles en la Legislatura de la Provincia aunque de antemano se sabe de que todavía hay puntos en los que oficialismo y oposición no se han puesto de acuerdo, más allá de que las negociaciones siguen contrarreloj.

En una doble sesión de diputados y senadores, los legisladores que representan a Kicillof intentarán que se sancione la norma enviada por el Poder Ejecutivo a la Cámara baja, pero todavía existen desacuerdos a partir de la imposición de una sobretasa a las operaciones de carga y descarga en los puertos bonaerenses, punto sobre el que la discusión sigue abierta.

Las reformas que introdujo la administración bonaerense a la propuesta parlamentaria mantienen la progresividad de la estructura tributaria y se trabajaron el lunes en múltiples reuniones con referentes de Juntos por el Cambio.

Pero como el martes las negociaciones con la oposición se estancaron – según el gobierno debido a la falta de respuesta de Cambiemos ante las reformas propuestas- el mandatario decidió enviar el proyecto y que éste siga su curso este miércoles dentro de la Legislatura.

En Diputados, el Frente de Todos es primera minoría y podría lograr quórum con apoyo de bloques minoritarios para poner el proyecto en consideración.

La modificación más importante introducida a la iniciativa original tiene que ver con la reducción del segmento de contribuyentes que pagarán el incremento del Impuesto Inmobiliario Urbano del 75%.

Es que de las 2.600.000 partidas incluidas originalmente en ese nivel de imposición se disminuyó a 1.400.000, a las que se impone con el máximo del 55%.

En el caso del Inmobiliario Rural, sólo 211 propietarios de campos de más de 2.000 hectáreas tendrán un incremento del 75%.

A la vez, se incluyó la reducción de la alícuota de Ingresos Brutos del 3,5 al 1,5% en la producción de medicamentos; del 0,5 a 1 punto porcentual para los servicios profesionales notariales, jurídicos, científicos y técnicos; y se bajó a 1,5 la alícuota para las actividades de venta al menudeo de alimentos.

Además, se dispuso que los jubilados que cobran la mínima, los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y las asociaciones civiles queden exceptuados del pago del Inmobiliario.

En tanto, el oficialismo puso un tope del 55% a la suba del impuesto Automotor – pese a que por efecto de la inflación el valor de los autos creció hasta un 200%- y se suspendió la retención del 20% en el cobro de Patentes de los autos modelo 2009.

El Gobernador posteó el martes en su cuenta de Twitter que el proyecto presentado está muy lejos de ser «‘impuestazo desde el punto de vista de los montos del Inmobiliario Urbano» y detalló que «de las 4,5 millones de partidas, ordenadas por su valor fiscal, el 35% tendrá un aumento menor a $500 que se paga en 5 cuotas a lo largo del año, es decir, $42 por mes».

«Entre el 35% y el 50% tendrá un incremento de hasta $1000, ($83 por mes). Entre el 50% y el 75% de las partidas, tendrá un incremento menor a $2000 ($167 por mes). Entre el 75% y el 90%, pagará un aumento no mayor a $5000 ($417 por mes)», graficó.

«Esperamos que la oposición actúe con la responsabilidad que los y las bonaerenses necesitan: sin desfinanciar a la Provincia y sin beneficiar, exclusivamente, a los sectores más privilegiados», finalizó.