07-02-2017

Gremios amenazan la paz que busca Vidal en el inicio del año electoral

Los docentes y la posibilidad del paro, muestran la conflictividad de un escenario que la Gobernadora intenta evitar. Desde la Provincia quieren minimizar el conflicto y ligarlo a intereses políticos.

vidalUna de las imágenes fuertes con la que la gobernadora María Eugenia Vidal cerró el año pasado fue la foto con la mayoría de los gremios estatales, con los que acordó un aumento salarial para todo el 2017 del 18%, lo que fue celebrado por la administración bonaerense como así también tomado como parámetro por la Nación.

Sin embargo, esa fotografía parece resquebrajarse, ya que la mandataria enfrenta una semana complicada: al paro de los médicos, se sumó el incipiente conflicto con los docentes, quienes rechazaron el ofrecimiento oficial tras una reunión en una La Plata jaqueada por un paro de transportistas escolares que abarrotaron el centro de la capital con sus colectivos.

“Es difícil entender por qué no nos podemos poner de acuerdo con el gremio docente, si los trabajadores no están perdiendo, salvo que haya cuestiones políticas”, deslizó Vidal, y dejó en claro que desde su gobierno evalúan la intransigencia de los maestros como una clara postura que tiene que ver con la campaña que ya se palpita en la Provincia.

En medio del calor de la previa electoral, desde la Gobernación entienden que la actitud de los sindicatos, a varios de los cuales vinculan con el kirchnerismo, tiene el único propósito de esmerilar la figura de Vidal, la dirigente de mayor imagen positiva en la política vernácula, que será gravitante en los próximos comicios.

De esta forma, con los gremios amenazando ganar la calle y ante la amenaza del Ejecutivo de descontar días de paro, se da inicio a una temporada de negociaciones al rojo vivo, con Vidal tratando de bajar el pulso a los reclamos y con los sindicatos en pie de una lucha que estiman que será larga.