18-09-2020

Encuentran un objeto de Facundo en el baúl de un patrullero

Se trata de una piedrita que el joven llevaba como colgante cuando desapareció. El vehículo estaba secuestrado en el marco de la causa y pertenece a la Policía Local de Bahía Blanca.

 

Patrullero Astudillo Castro

El patrullero de la Bonaerense peritado. El el baúl apareció la turmalina que sería de Facundo Astudillo Castro.

Un brusco giro en la investigación de la desaparición y muerte de Facundo Astudillo Castro se produjo hoy, al encontrarse en el baúl de un patrullero de la Policía Bonaerense de Bahía Blanca, una piedrita que el joven llevaba como colgante cuando desapareció el 30 de abril.

El vehículo en el que apareció el objeto estaba secuestrado en el marco de la causa, al determinarse que el 8 de mayo estuvo a unos 800 metros del cangrejal a donde fue encontrado el cuerpo del Facundo, unos nueve días después de su desaparición.

El hallazgo de una turmalina, encontrada por el perro adiestrado «Yatel» del perito de la querella Marcos Herrera, se produjo durante un peritaje realizado sobre el Toyota Etios que había sido secuestrado el 25 de agosto pasado y que pertenecía a la Unidad de Prevención de Policía Local (UPPL) de Bahía Blanca.

El secuestro de ese móvil policial se había registrado luego de que el fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez recibiera un informe de Asuntos Internos de la policía provincial que aseguraba que el GPS de ese vehículo marcaba que habría circulado nueve días después de la desaparición de Facundo por el cangrejal donde fueron hallados sus restos.

Precisamente, en las últimas horas, los investigadores recibieron los resultados de un peritaje tecnológico que determinó que el geolocalizador de ese patrullero funcionaba normalmente y lo ubicó a unos 800 metros de donde fue hallado el cuerpo.

«La turmalina es una piedra que Facundo llevaba de colgante», dijo Luciano Peretto, uno de los abogados que representa a Cristina Castro, la madre de Facundo.

Precisamente, Cristina supervisó los peritajes y reconoció inmediatamente la piedrita como la que llevaba su hijo al momento de desaparecer, reconocieron fuentes judiciales.

Los fiscales Ulpiano Martínez, Andrés Heim y Horacio Azzolín ordenaron el secuestro de la turmalina para que sea peritada en busca de rastros y analizaban otros elementos en el marco de la investigación.

Por otra parte, la madre de Facundo consideró que tanto el hallazgo del objeto como el resultado del peritaje sobre el GPS de ese patrullero «complica más a la policía bonaerense».

«Nos llegó el informe y determinó que el GPS no falló en ningún momento, ese vehículo estuvo a 800 metros (del lugar donde fue hallado el cadáver) y estuvo 35 minutos parado el 8 de mayo», aseguró Castro esta mañana en declaraciones a una radio bahiense.

La mujer agregó que «el AVL (Rastreo Satelital Vehicular) no ha tenido ninguna modificación, ninguna falla, así que todo lo que estaba diciendo el ministro (de Seguridad Sergio) Berni que fallaba el AVL, ahora nos confirman que no, que no tiene ninguna falla», dijo la mujer a Radio Altos de Bahía Blanca.

Castro agregó que el patrullero Etios «se salió del distrito, ingresó a Villarino y estuvo 35 minutos parado a metros de donde se encontró a Facu. Están llegando las pericias que se están haciendo en Buenos Aires y cada día complican más a la policía bonaerense, yo siempre lo dije que a mi hijo lo mató la policía bonaerense de Villarino».