09-10-2018

En medio de los huracanes “Lilita” y “gas”, Macri marcó la cancha

El Presidente salió a defender su gestión. Lo hizo desde la tribuna que le dio la inauguración del tercer Metrobús en territorio bonaerense. Habló de las obras de su gobierno: “Son un 40% más económicas”.

En medio de la fuerte turbulencia que provoca el nuevo tarifazo del gas y la diatriba de Lilita Carrio por los desplazamientos en la AFIP y el papel de Daniel Angelici en las sombras del gobierno, el presidente Mauricio Macri salió a agradecer a los argentinos “por creer en este momento difícil, donde hay que ajustarse para llegar a fin de mes” y ratificó que “estamos en el camino correcto, diciéndonos la verdad”, al inaugurar, junto a María Eugenia Vidal, el tercer Metrobús bonaerense, en la localidad de Morón.

“Gracias por creer, gracias por creer en este país, sobre todo ahora que cuesta, en este momento tan difícil donde hay que ajustarse para llegar a fin de mes”, dijo Macri flanqueado por la Gobernadora, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y el intendente local, el ex esposo de Vidal, Ramiro Tagliaferro.

Asimismo, remarcó “las cosas que los argentinos somos capaces de hacer trabajando juntos, sin agredirnos”, como los Juegos Olímpicos de la Juventud y señaló que “a eso tenemos que comprometernos todos, cada vez más, y sobre todo ahora que estamos pasando un momento difícil”.

El Presidente apuntó que ahora “es cuando más tenemos que confirmar que estamos convencidos de que tomamos el camino correcto: el de la verdad, transparencia, el del trabajo en equipo”.

En ese marco, pidió a la población seguir “trabajando juntos, sin decirnos mentiras, sin decir que las cosas pueden ser gratis, para después encontramos con una deuda tremenda”. Esta situación, dijo, se “enfrenta con coraje”.

El Presidente destacó la “inversión inédita en nuestra historia en términos de transporte” y mencionó obras de pavimentación, rutas, autopistas, puentes, bajo niveles, viaductos, aeropuertos como el de El Palomar, puertos, trenes”.

Esas obras, dijo, “las podemos pisar y tocar, empiezan y terminan en las fechas en que prometimos, son hasta 40% más baratas que en el gobierno anterior y ya no más sinónimo de corrupción”.

“Ahora son esperanza, alegría” y una demostración de “que podemos cambiar la realidad, que somos mejores de lo que nos han dicho y que nos estamos superando”, añadió.

El jefe de estado enumeró que desde que comenzó su gobierno “van trece Metrobus construidos en todo el país” y anunció que en pocos meses se inaugurarán otros en Quilmes y en Neuquén.

Asimismo, destacó que el Metrobus permite que “más de 2.200.000 argentinos que viajan todos los días, lo hagan de una forma más segura”.

En el acto, que se realizó en la estación La Rioja, la gobernadora Vidal sostuvo que el Metrobús inaugurado se suma al de La Matanza y al de Tres de Febrero, “así como a las 7.000 cuadras de asfalto que se construyeron en la provincia de Buenos Aires y a los trabajos en el barrio Carlos Gardel, donde el Estado llega sin que sea clientelismo”.

“Esto no es discurso, no es chicana, es concreto, se pisa y no te lo saca nadie. Se hace honestamente, como las 1.500 obras en la Provincia que empezamos y terminamos. Ahí no hay verso”, enfatizó la mandataria.

Por otra parte, el presidente destacó la realización de los Juegos Olímpicos de la Juventud que comenzaron el domingo en la Ciudad de Buenos Aires al señalar que “son las cosas que los argentinos somos capaces de hacer trabajando juntos, sin agredirnos”.

“A eso tenemos que comprometernos todos, cada vez más, y sobre todo ahora que estamos pasando un momento difícil”, apuntó y remarcó que “lo estamos haciendo con coraje, con amor porque este es nuestro país, acá queremos vivir y que nuestros hijos tengan futuro”.

El nuevo Metrobús tiene una extensión de 3,3 kilómetros, sobre la avenida Presidente Perón y está conformado por siete estaciones y 14 paradores.

Esas vías exclusivas serán utilizadas por cinco líneas de colectivos (1, 166, 302, 390 y 182), que pueden prestar 50 servicios por hora y llevar a alrededor de 80.000 pasajeros por día.

La obra demandó 300 puestos de trabajo, y una inversión de 107 millones de pesos, un monto menor al previsto originalmente.

Estos corredores posibilitan un ahorro de 97 mil litros de combustible y una disminución de la emisión de 312 TCO2 por año, además de lograr una reducción promedio del tiempo de viaje del 30 por ciento, explicaron fuentes gubernamentales.