18-05-2017

El massismo fue a la Justicia para frenar el aumento de la luz

Se trata de una medida cautelar presentada por la diputada nacional Liliana Schwindt, quien reconoció que “los aumentos son desmedidos e irracionales”.

Schwindt arteagaQue quede sin efecto la resolución con la que el ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense habilitó un nuevo cuadro tarifario de la luz en la Provincia, fue lo que reclamó el Frente Renovador en una presentación hecha a la Justicia.

Se trata de una medida cautelar hecha por la diputada nacional Liliana Schwindt quien, acompañada por el diputado provincial Juan Amondarain, los concejales del FR José Arteaga, Luciano Sanguinetti, Javier García, Oscar Vaudagna y Gastón Crespo (GEN) y los dirigentes locales del FR Juan Malpeli y Carlos Melzi, dio una conferencia de prensa en la que explicó el alcance de la acción.

“Los aumentos son desmedidos e irracionales, no guardan ningún tipo de proporcionalidad ni razonabilidad con los salarios actuales. Tampoco existe coordinación entre Estado Nacional y Provincial, siendo gobernados por el mismo color político. La condición para que una familia acceda a la tarifa social es tener un ingreso de hasta 15 mil pesos, pero eso también es estar por debajo de la línea de pobreza. A los docentes les proponen un aumento de sueldo del 20%, en cuotas, y nos encontramos con tarifazos de hasta 127%. Es un gobierno con una política económica clara: darle a los empresarios lo que les pidan y ajustar a los que menos tienen y a los trabajadores”, sostuvo Schwindt.

En esa línea, planteó que “se olvidaron de informar los cuadros tarifarios en el Boletín Oficial de la Provincia. Los usuarios tenemos derecho a la información, a saber cuánto nos van a cobrar y ese derecho está siendo vulnerado. No sé si lo habrán olvidado y omitido a propósito, pero es de una gravedad institucional enorme. Aunque las audiencias públicas no son vinculantes, no pueden anunciar aumentos del 30% y después hacer un tarifazo del 70%. Juegan con nuestra necesidad como usuarios. En este país, tiene que haber previsibilidad para aquel que pone el hombro, trabaja todos los días y todo le cuesta cada vez más”.

Por su parte, Arteaga remarcó que “es una decisión de alta insensibilidad, impagable para los usuarios y que genera más recesión y desocupación den las pymes de la región. El aumento de las tarifas no guarda razonabilidad y afecta gravemente la economía familiar y productiva del Gran La Plata”.