22-05-2019

Más de 40 intendentes asistieron a la cumbre del PJ bonaerense

Dos declaraciones públicas: 1) Fuerte respaldo a Fernández – Fernández. 2) Denuncian una persecución política contra la ex presidenta. Bajo cuerda: se sacan los ojos por la fórmula para la Provincia.

PJ Bonaerense - CañuelasMás de 40 intendentes peronistas de la provincia de Buenos Aires respaldaron la fórmula presidencial Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner y denunciaron una “persecución política” contra la ex mandataria, durante una cumbre de jefes comunales realizada en la ciudad bonaerense de Cañuelas, en la que se empezó a discutir, bajo cuerda, la fórmula para intentar arrebatarle la Provincia a María Eugenia Vidal.

El presidente del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, logró este martes que los jefes comunales del interior y del Conurbano bonaerense dijeran presente en el encuentro, donde se sacaron la foto de rigor que simboliza la “unidad peronista”.

“Con 45 compañeros y compañeras intendentes de la provincia de Buenos Aires nos reunimos en Cañuelas. Estamos todos unidos y organizados para consolidar una propuesta electoral que permita volver a tener una Provincia más justa”, tuiteó Gray, adjuntando la foto de la “unidad”.

“No esperen que se definan hoy candidaturas”, dijo Gray, aunque admitió que ese iba a ser uno de los temas de discusión en el encuentro.

Pero los jefes comunales decidieron respaldar la fórmula Fernández-Fernández de Kirchner “en un día muy particular donde fuimos testigos, una vez más, de la infame persecución política que ejerce el actual gobierno sobre la principal figura de la oposición.

Reivindicamos nuestro apoyo a Cristina y la necesidad urgente de transitar un camino diferente”, dijeron en un documento.

En un principio se especuló con la posibilidad de que la temática del encuentro cambiara, después de que la ex presidenta anunció el sábado que será candidata a vicepresidenta, acompañando a Alberto Fernández como candidato a presidente de la fórmula del PJ, pero la convocatoria siguió en pié y por lo bajo se sabe que los intendentes empezaron a unir fuerzas para tratar de imponer al postulante a la gobernación, y resistir el eventual desembarco de Axel Kicillof, impuesto con el dedo.

El jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, larga en la pole position de las preferencias, con fuerte respaldo de varios de sus pares del Conurbano, pero también tiene aspiraciones la “alcaldesa” de La Matanza, Verónica Magario, quien sonó durante mucho tiempo como eventual acompañante de Kicillof en una fórmula de “consenso” entre el kirchnerismo y el PJ bonaerense.

Cañuelas fue escenario de las primeras charlas y coqueteos. Acuerdos pocos, salvo la foto que muestra como se encolumnan los intendentes detrás de la fórmula Fernández – Fernández, pero la pelea por la gobernación recién empieza.