20-03-2017

Cambiemos, del “ring raje” a los sondeos telefónicos

“Estamos recorriendo los barrios porque hay mucho por hacer”, dijo el intendente, Julio Garro, sobre el tradicional timbreo nacional que el Pro despliega en forma cotidiana y que este fin de semana en La Plata se extendió a zonas de Tolosa y San Carlos.

Garro - Timbreo (2)

Tolosa y San Carlos, los barrios elegidos por Garro para hacer el timbreo este fin de semana.

Claro que el objetivo estratégico del “ring raje”, como descalifican los opositores a la movida que es un sello característico del Pro, es la elección de octubre próximo, donde el jefe comunal pone en juego el delicado equilibrio que le permitió transitar los primeros quince meses de gestión, con un Concejo Deliberante que, en líneas generales, lo acompañó en todos los proyectos importantes que requirieron su intervención.

Más allá del timbreo, las usinas pensantes del Pro, los que ajustan la letra chica de la campaña, se obsesionan, por estas horas, con las encuestas. Aunque todavía no se conocen resultados, durante la semana que pasó, la imagen y la gestión del intendente fueron puestas bajo análisis, en especial el papel de la Comuna durante los últimos tres meses.

Pero también, las preguntas estaban dirigidas a sondear la percepción de la gente sobre las problemáticas principales que soporta; hubo un capítulo destinado a la honestidad de los funcionarios y una suerte de comparación entre las gestiones Bruera/Garro, medida en términos de “más o menos corrupta”.

Garro - Timbreo (4)

El Intendente Garro, rodeado de mujeres durante el timbreo nacional del Pro.

De paso, aprovecharon para medir a propios y extraños. Entre los “chicos” Cambiemos, además de Garro, se evaluó la imagen del presidente del Concejo Deliberante, Fernando Ponce; el secretario General de la Comuna, Javier Mor Roig; el secretario de Gobierno, Nelson Marino y el exdiputado Oscar Negrelli. Mientras que de la oposición se puso bajo la lupa a la concejala y ultra “K” decana de Periodismo, Florencia Saintout; al exintendente, Pablo Bruera; y al massista José Ramón Arteaga.

Mientras las encuestas vaya uno a saber que advertencia arrojan, ayer en los dos barrios que le tocó “timbrear”, Garro tuvo que hacerse de paciencia para atender dos cuestiones básicas que inquietan a la gente de Tolosa y San Carlos: el mal estado de las calles y la ausencia de policía.