06-06-2016

Aunque le pese a Carrió, Ferrari ya es ministro de Justicia

Vidal le tomó juramento y cierra el primer recambio ministerial de su gestión. Ahora se abre una sorda batalla en la que Carrió y Angelici juegan en las sombras, pero no tan ocultos.

Ferrari habla de su compromiso con la gestión, al asumir el cargo de ministro de Justicia.

Ferrari habla de su compromiso con la gestión, al asumir el cargo de ministro de Justicia.

“Le sobran credenciales para ser ministro de Justicia de la Provincia. Además, como cada uno de los miembros de este equipo, representa valores en los que el Presidente y yo creemos: el valor del compromiso y el esfuerzo”, sostuvo la gobernadora, María Eugenia Vidal, al poner en funciones a Gustavo Ferrari, en la Casa de Gobierno de la ciudad de La Plata.

Según Vidal, “hay mucha gente esperando por justicia en la Provincia. Ése es nuestro principal desafío y sé que Gustavo va a poner todo y más para poder llevar esa justicia que tanto hace falta”.

A su turno, Ferrari agradeció a Vidal “esta señal de confianza, que multiplica mi responsabilidad con todos los bonaerenses”, y manifestó su “compromiso por asumir el desafío que nos presenta la justicia de la Provincia y el sistema carcelario”.

“Hay muchísimo por hacer, pero el camino ha comenzado a desandarse. Cuentan con mi absoluto compromiso, honestidad, mi fuerza, entusiasmo y ganas de poder, al fin, cambiar esta Provincia”, agregó.

Salvador, Vidal y Ferrari.

Salvador, Vidal y Ferrari. La Gobernadora superó su primera crisis de gabinete.

Ferrari, hasta ahora Asesor General de Gobierno desde la gestión de Daniel Scioli y que llegó a ese espacio de la mano de Francisco De Narváez, hoy aterriza en el gabinete de Vidal apadrinado por el presidente de Boca, Daniel Angelici, quien también lo tiene bajo su ala en el Club de la Rivera, en el cargo de secretario general.

El nuevo ministro de Justicia reemplaza a Carlos Mahiques, quien presentó su renuncia el martes pasado para reincorporarse, según se informó oficialmente, como juez de la Cámara Nacional de Casación Penal, aunque la salida del magistrado desempolvó una durísima interna en el Gabinete de Vidal que se desató desde el día uno de la nueva gestión.

El exejecutivo del grupo De Narváez es abogado, tiene 59 años y nació en Mercedes. Tras participar del espacio político que lideraba el empresario colombiano, fue funcionario de Scioli y al asumir Vidal, fue confirmado como Asesor General del Gobierno bonaerense.

El desembarco, en rigor la escalada, de Ferrari en la estructura de poder del gobierno de Vidal despertó la ira de Lilita Carrió, que desde el nacimiento mismo del acuerdo que dio origen al Frente Cambiemos lanzó una cruzada contra Angelici y ahora, por propiedad transitiva, tiene en la mira al nuevo ministro de Justicia provincial.