18-10-2018

Arranca un nuevo paro docente por 48 horas en la Provincia

Suman 26 los días de clase perdidos en 2018 por las medidas de fuerza del frente sindical que componen Suteba, FEB, Amet, Udocba y Sadop. El derecho vulnerado de los estudiantes.

Paro docenteLos gremios docentes bonaerenses comenzarán este jueves un nuevo paro en la Provincia por 48 horas, en rechazo a la última propuesta salarial del gobierno de María Eugenia Vidal, por lo que sumarán 26 los días de clases perdidos por medidas de fuerza en lo que va del año, en lo que constituye un nuevo récord que supera la marca establecida durante el colapso del año 2001.

Otra vez el derecho superior de los chicos a estudiar es vulnerado por una medida de fuerza que desde sectores no oficialistas, pero al mismo tiempo despegados de los mesquinos intereses de la política, consideran desmedida e irracional.

“Es una paritaria que no lo es, a pesar de ser una ley”, afirmó la secretaria general de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, al anunciar públicamente la decisión de convocar al paro para este jueves y viernes.

El aumento propuesto por el gobierno de Vidal incluye una suba del 30 por ciento a partir de octubre, más un 1,7 por ciento en concepto de material didáctico, con el compromiso de sentarse a revisar la situación en diciembre, pero la iniciativa fue rechazada por los gremios.

Según Petrocini, los gremios integrantes del Frente de Unidad Docente (Suteba, la FEB, la Amet, a Udocba y Sadop) entienden que hay una “falta de negociación en la Provincia de Buenos Aires” y sostuvieron que la propuesta es, en realidad, una “imposición” del Ejecutivo.

Por su parte, el director general de Cultura y Educación de la Provincia, Gabriel Sánchez Zinny, cuestionó esta semana a los líderes gremiales al marcar que, entre 2002 y 2018, “han hecho paro por 175 días, casi un ciclo lectivo entero” y lamentó que, por las medidas de fuerza los alumnos de escuelas públicas de la Provincia hayan perdido “un mes de clase”.

“Queremos seguir dialogando y que no hagan más medidas de fuerza. Nos parece que no tiene sentido seguir dejando a los chicos sin ir a clase”, dijo Sánchez Zinny en declaraciones radiales, y calificó a los paros como medidas “que no fortalecen la escuela pública, sino todo lo contrario”.

Respecto de por qué no se acepta el reclamo de los gremios de imponer una cláusula gatillo en el ajuste salarial, admitió la necesidad de “reunirnos cada 30 o 45 días para ir viendo los ingresos del Estado provincial”.

“Lo que no queremos es lo que ha pasado en muchas administraciones anteriores que hacían propuestas que después no se podían pagar”, afirmó, al tiempo que recordó que “la Gobernadora fue muy clara: tenemos que hacer propuestas que podamos pagar en función de lo que está recaudando la Provincia”.