11-07-2016

Alfonsín no disimula su malhumor con María Eugenia Vidal

Al presidente de la UCR bonaerense no le gusta el desembarco en Cambiemos de intendentes con pasado en el FpV. Y le manda un mensaje a Salvador para que agarre el timón.

El senador provincial Raúl Fernández y el presidente del comité de Azul, Rodolfo Álvarez Prat, flanquean a Ricardo Alfonsín durante la conferencia de prensa. (Foto El Tiempo-InfoGEI)

El senador provincial Raúl Fernández y el presidente del comité de Azul, Rodolfo Álvarez Prat, flanquean a Ricardo Alfonsín durante la conferencia de prensa. (Foto El Tiempo-InfoGEI)

“Hoy no existe dentro de Cambiemos un espacio donde se pueda discutir”, disparó sin anestesia Ricardo Alfonsín, sobre la decisión del PRO de “ampliar de manera inconsulta la composición” del frente electoral con la UCR y la Coalición Cívica, afirmó que “el horno no está para bollos”, sobre todo después del desembarco de intendentes bonaerenses con historia en el FpV, en el proyecto que encabeza María Eugenia Vidal  y le mandó un mensaje al vicegobernador, Daniel Salvador, para que se ponga el tema al hombro.

El diputado nacional, que preside el radicalismo a nivel provincial, no disimula su malhumor con la Gobernadora, que hizo explícito en el encuentro con dirigentes de su partido de la Séptima sección electoral.

El dirigente explicó que la reunión se hizo para “conocer qué era lo que estaba pasando con la decisión del PRO de ampliar de manera inconsulta la composición de Cambiemos”, cuadro de situación que se va a “notificar al Vicegobernador y a los foros de intendentes, concejales y consejeros escolares”.

Alfonsín, advirtió que “vamos a tratar de generar las condiciones para que no sea posible en el futuro repetir conductas de esta naturaleza” y precisó que “tal vez la experiencia nos haya demostrado que es necesario conversar más dentro de Cambiemos, porque algunos no comprenden adecuadamente lo que supone conformar un frente. Un frente está integrado por más de una fuerza y las decisiones que se toman tienen que ser compartidas”.

Sobre la proporcionalidad de dirigentes de la UCR dentro del gobierno de Cambiemos, Alfonsín sostuvo que “Esas cuestiones se las dejo libradas a Daniel Salvador en la Provincia. Yo en eso no me he metido. Cuando un partido tiene un Vicegobernador como la figura más importante para interactuar con el Gobernador, soy respetuoso”.

Sin embargo, Alfonsín expresó su opinión respecto del gobierno nacional, al que le reclamó “la conformación de un espacio en el que las distintas fuerzas que integran Cambiemos puedan ser escuchadas antes de que se tomen decisiones, por lo menos respecto de las decisiones más sensibles”.

“No es lo mismo espacio de discusión que espacio de anoticiamiento. Hasta ahora, más que nada nos han anoticiado. Si nos hubieran escuchado antes de tomar algunas decisiones, seguramente algunas cosas no se hubieran hecho o se hubieran hecho de otra manera”, sentenció.

Sobre el pase de kirchneristas a Cambiemos, el dirigente de Chascomús señaló que “en realidad hoy, así como la sociedad está, despartidizada, despolitizada, desideologizada de los partidos no me extrañaría que repitieran conductas como esta. Yo voy a trabajar para que la gente comprenda que no se puede cambiar de partido según lo que dicen las encuestas. Hay que trabajar ideas y no todos los partidos tienen las mismas ideas. Aparecen los candidatos como oportunistas, electoralistas y eso es muy malo para la política”.

“Creo  que hay una parte de la sociedad que no ve bien esas conductas y otra parte que no se da cuenta que esos son comportamientos oportunistas y no los sanciona”, indicó el titular del Comité Provincia. Y sostuvo que “si la sociedad no los sanciona, seguirán repitiéndose en el futuro esos comportamientos. Voy a trabajar para generar conciencia de la necesidad de exigirle más coherencia a los dirigentes políticos”.

Como cierre, Alfonsín le mandó un mensaje a sus socios políticos: “Yo creo que la fortaleza de Cambiemos está en la posibilidad de acertar en la resolución de los problemas de los argentinos y en todas las cuestiones económicas y sociales. Las cuestiones republicanas e institucionales son bastante fáciles de resolver. Hay que recuperar el crecimiento pero no cualquier tipo de crecimiento. Hay que discutir la distribución del ingreso para que genere bienestar general; hay que discutir el sistema tributario; hay que discutir cómo se asignan los recursos porque nunca son infinitos. De esa posibilidad depende el éxito de Cambiemos”, concluyó. InfoGEI