13-08-2019

Alberto ataca a Bolsonaro y exige la libertad de Lula

Por Daniel Romero (*) – Columna de Total News

El candidato del Frente de Todos le pidió que libere al ex presidente, que está en la cárcel con una sentencia de 8 años. ¿Rompería el Mercosur y liberaría a los presos por corrupción en nuestro país, de llegar a la presidencia?

Daniel RomeroHace unas semanas, Alberto Fernández había apuntado a los jueces federales que llevan causas contra Cristina Kirchner y otros ex colegas de gabinete, les dijo directamente a Claudio Bonadio, Julián Ercolini, Martín Irurzun, Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani que deberían “dar explicaciones por las barrabasadas” que habían escrito en sus sentencias. Recordemos que la jefa política de Fernández tiene pedido de captura que no es efectivizada por poseer fueros parlamentarios.

Ahora, el candidato a presidente del kirchnerismo, salió con los botines de punta contra el presidente del Brasil, Jair Bolsonaro. Este había asegurado que le preocupaba que la frontera sur de Brasil se inundara de hermanos argentinos huyendo de Argentina si ganaba las elecciones el binomio kirchnerista FF.

Fernández contestó: “Celebro que Bolsonaro hable mal de mí. Es un misógino, un racista y violento. Yo lo único que le pido es que deje a Lula (da Silva, ex mandatario) en libertad. Con Bolsonaro no tengo problema en tener problemas”, afirmó en una entrevista con los periodistas María O’Donnell y Ernesto Tenembaum. Lula purga una condena efectiva de 8 años de prisión por corrupción.

Es claro que a Fernández no le importa el principal socio comercial de Argentina en el Mercosur y que su idea de las prisiones confirmadas por corrupción no merecen ser respetadas y los corruptos deben estar en libertad.

No podemos dejar de preguntarnos entonces, aunque la respuesta se desprende de los dichos de Fernández, si dejará en libertad a todos los procesados detenidos por corrupción en Argentina, tal cual hizo Héctor J. Cámpora en 1973 cuando llego a la presidencia y 45 días después de haber hecho el trabajo sucio que le exigían los Montoneros, tuvo que renunciar dando paso a nuevas elecciones donde ganó Juan Domingo Perón, quien estuvo en contra de tal decisión. Para los más jóvenes, recordamos que la agrupación La Cámpora que maneja Máximo Kirchner, lleva ese nombre en honor a Héctor J. Campora quien pasó a la historia por abrir las puertas de las cárceles a terroristas, narcotraficantes y variopintos delincuentes, dejándolas vacías. Solo si recordamos nuestro pasado podremos construir un futuro.

Esto es a lo que temen los mercados e inversores, la falta de seguridad jurídica que es lo que rige las libertades de las personas y las inversiones en todo el mundo. Por estas cosas y declaraciones es que se produjo la corrida con el dólar y la caída de las acciones de las empresas argentinas aquí y en Wall Street. Tal vez el Dr. Fernandez debería rever sus dichos y acciones, tal cual, creo, debería revisarlas el Presidente Macri respecto al plan económico y sus dichos sobre la responsabilidad de los votantes, que la tienen, pero también tienen miedo a perder su trabajo o sufren quienes lo perdieron o padecen los votantes que no pueden pagar un alquiler o la cuota del auto.

Es por esto que quienes lo votaron en 2015 y 2017 hoy pudieron ser seducidos por quienes los defraudaron o robaron durante muchos años y dejan de lado que nuestra Argentina saliera del default, del cepo cambiario o a muchos barrios llegaran las cloacas, el asfalto o el agua corriente por décadas prometidos entre otros logros. Se trata de la vida diaria, la comida y el alquiler. Estos argentinos no pueden esperar, por mejor y correcto que sea el camino elegido.

(*) Periodista. Director de Total News.