08-04-2017

Al final, Vidal ganó la pulseada y los docentes vuelven a la aulas

Si bien pone condiciones, el frente gremial decidió seguir la discusión paritaria con los chicos en clases. Se interpreta que la decisión fortalece a la Gobernadora.

Vidal en el timbreo del Pro en San Fernando

Fortalecida por la marcha atrás de los docentes, María Eugenia Vidal encabezó el primer “timbreo de gestión” junto a 700 funcionarios del gobierno bonaerense en el Conurbano.

Después de 15 días sin clases desde que comenzó el ciclo lectivo, los gremios docentes de la Provincia levantaron las medidas de fuerza y dieron marcha atras con la posición intransigente, afectados por las fisuras en el frente interno y el bajo nivel de acatamiento de los últimos paros y de esa forma colocaron a la gobernadora, María Eugenia Vidal, en una posición de fortaleza en su posición de no solo discutir salarios sino una profunda revisión del sistema educativo bonaerense.

La decisión del frente gremial de volver a las aulas, sin embargo, no es sin condiciones. Le reclamó a la Gobernadora que “convoque en forma inmediata a paritarias con una propuesta salarial superadora”, en paralelo, le exigió que cumpla con los fallos judiciales y que devuelva la plata descontada por los días de huelga.

Los seis gremios que integran el Frente ratificaron el plan de lucha por un salario por encima de la línea de pobreza a través de “distintas acciones gremiales”, pero advirtieron que si no hay avances en la negociación volverán a “medidas de acción directa”. En otras palabras, volvería el paro. Sin embargo, acceder a este impasse fue interpretado como una exteriorización de las fisuras que comienzan a profundizarse en el bloque gremial y al malestar que habría entre los maestros por la forma “intransigente” en que la dirigencia manejó la paritaria y el conflicto con la Provincia.

Por su parte, el gobierno bonaerense saludó el avance en las negociaciones. El ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, aseguró que “la paritaria está abierta las veces que sea necesario” siempre que sea “sin paros” de los gremios.

En la misma sintonía se expresó el ministro de Educación provincial, Alejandro Finocchiaro, al afirmar que el Gobierno “no ve como una victoria” que los gremios docentes realicen un “impasse” en los paros aunque celebró que en el conflicto empiece a “primar la racionalidad”.

“Sentimos que tenemos que seguir negociando con los gremios para llegar a un acuerdo porque, si no, la Gobernadora hubiera cerrado el tema por decreto, cosa que nunca quiso hacer”, aseveró. En ese marco, Finocchiaro entendió que, con la decisión de los gremios docentes de hacer un paréntesis en las medidas de fuerza, en el conflicto “empieza a primar la racionalidad: sucede lo que debía haber sucedido desde el primer día, que los adultos discutamos con los chicos en la escuela, respetando su derecho a la educación”.

El Frente de Unidad Docente de la provincia de Buenos Aires, integrado por la FEB, Suteba, Amet (docentes de escuelas técnicos), Sadop (docentes privados), Uda y Udocba (Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires) se reunió ayer para evaluar los resultados de la encuesta masiva realizada a los maestros.

Los seis gremios docentes respondieron así a la carta enviada días atrás por la mandataria bonaerense en la que expresó que aceptaba reunirse con los representantes sindicales aunque pidió, a cambio, el compromiso de que no hagan más paros hasta fin de año.

“El Frente expresa que la gobernadora María Eugenia Vidal tiene la oportunidad de resolver el conflicto a través de una inmediata convocatoria a paritarias con una propuesta salarial superadora de verdad, que garantice que ningún docente perciba salarios por debajo de la línea de pobreza”, expresó el comunicado de la entidad.

El 28 de marzo último, el Frente de Unidad Docente bonaerense rechazó una oferta de aumento salarial del 19 por ciento en tres cuotas con actualización por inflación y una compensación por el 2016 por considerarla insuficiente y similar a otras propuestas efectuadas anteriormente por el gobierno provincial.

Por otra parte, ayer se efectivizó el pago a los docentes de toda la provincia y, según denunció el gremio Suteba se verificaron “descuentos indiscriminados y masivos”, descuentos que “son ilegales y han sido deliberadamente destinados a hostigar a los maestros y sin información real, ya que los contralores fueron entregados el 28 de marzo; razón por la cual no es posible constatar la información entre los docentes que hicieron uso de su derecho constitucional adhiriendo al paro y aquellos que no”, detalló un comunicado de Suteba.

“Por lo aquí expuesto, Suteba exige que se garantice urgentemente la devolución de los descuentos ilegales efectuados y hace expresa reserva de derechos de iniciar acciones legales si no se realiza una acción en 48 horas”, concluyó.