20-03-2017

Al fin: un paso adelante para destrabar el conflicto docente

Funcionarios y representantes gremiales volvieron a verse las caras. El gobierno admitió la pérdida salarial registrada en 2016 y se abre una nueva instancia de negociación. Mañana y pasado sigue el paro.

Manifestación docente

Los docentes se concentraron en las puertas del ministerio de Economía bonaerense para seguir de cerca las negociaciones de la mesa salarial. (Foto diario El Día)

Esta vez sí, los representantes gremiales de los docentes bonaerenses admitieron que se avanzó en la negociación para destrabar el conflicto que mantiene virtualmente paralizada a la educación primaria y secundaria en la Provincia,después de la reunión que mantuvieron con los equipos técnicos del Gobierno bonaerense, en el marco de la comisión técnica salarial.

Durante la reunión, los especialistas de ambas partes analizaron entre otros temas “la pérdida del poder adquisitivo” que reclaman los maestros desde 2016 y el aumento salarial para este año, cuestiones que el gobierno de María Eugenia Vidal “admitió”, según explicó la secretaria gremial del Suteba, Laura Torres.

Si bien no hubo definiciones en cuanto a una nueva oferta, la reunión permitió abrir una instancia de negociación entre las partes tras la decisión de los gremios docentes de no acatar la conciliación obligatoria dictada por el gobierno bonaerense por considerarla “ilegal”.

Pese a la vuelta al diálogo, el dictado de clases volverá a complicarse mañana y el miércoles debido a que Suteba, Uda, Udocba y los privados de Sadop se plegarán a las medidas de fuerza convocada por las entidades nacionales que los agrupan que piden que se abra la paritaria docente a nivel nacional.

Carlos Díaz, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) explicó que en el encuentro se “habló del 2016 y el pedido de recomposición salarial para el 2017 que no puede ser inferior al 35 por ciento” y consideró a la reunión como “un avance de la disposición del gobierno a reiniciar el diálogo por fuera de la conciliación obligatoria”.

La representante del Suteba, Laura Torres aseguró que el gobierno “admitió” que hubo una pérdida del poder adquisitivo del salario docente en 2016 y ratificó su pedido para que ningún maestro “esté por debajo de la línea de pobreza”.

“Es la primera vez que no nos imponen una cifra. Hubo un reconocimiento de lo que perdimos en el 2016 y por primera vez se trata de una mesa de trabajo”, sostuvo Torres.

Agregó que se trató de una reunión “en la que se vuelve a abrir una puerta en el marco de la paritaria y no nos impusieron un techo” y dijo que también se planteó la convocatoria al resto de las comisiones como las de Salud laboral, Infraestructura, Trabajo y Vacantes docentes.

Dijo además que el gobierno “tomó nota de nuestro planteo por los descuentos realizados en forma irregular y que los gremios nos oponemos al pago del plus que anunció la gobernadora a los maestros que no hicieron paro”.

Más allá de algunas diferencias entre los gremios en torno a si la reunión se dio en el marco de la conciliación obligatoria, luego del inicio del conflicto es la primera vez que vuelven a participar los nueve sindicatos en la negociación que continuará en los próximos días, según adelantaron fuentes gremiales.